Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prensa rosa

Mamarazzis sobre la visita del rey emérito: tú a Miami, yo a Sanxenxo

La familia real capta la atención de las Mamarazzis: mientras Juan Carlos I intenta regatear, Sofía decide, por el momento, poner tierra por medio cuando se han cumplido, sin celebración, las bodas de diamante de la pareja

El rey emérito, Juan Carlos I, en las regatas de Sanxenxo, en Pontevedra. EP

Con la resaca aún de la portada de la Infanta Cristina y Antonio Resines juntos en la revista ‘Semana’, nos encontramos ahora asimilando la llegada estrepitosa del exrey don Juan Carlos de Borbón a Sanxenxo. A lo 'Bienvenido, Mister Marshall', el emérito aterrizó en España el jueves por la tarde, tras 654 días exiliado, desterrado y escapado a Abu Dabi. Baño de multitudes, posado para la prensa y sonrisas por doquier. De su causa pendiente por acoso en el Tribunal Supremo de Londres nadie se acuerda en Sanxenxo.

Por muy pocos días, no ha celebrado su 60 aniversario de boda en compañía de la que es todavía su esposa, la reina Sofía. El 14 de mayo se cumplieron 60 años de sus tres bodas en Atenas; sí, tres. Si deshacer un matrimonio real es harto complicado, imaginad la pereza que les debe provocar deshacer tres. Y así seguimos, con una trayectoria matrimonial sin apenas convivencia durante la última década y sin divorcio a la vista. Ni está ni se le espera.

La infanta "feliz y emocionada"

Y la misma semana de la vuelta del rey pródigo a tierras españolas y que la reina Sofía volaba (y huía) a Miami para cumplir con su papel institucional, nos hemos topado en las revistas con la infanta Cristina disfrutando de su soltería. La revista ‘Hola’ nos la vende “sonriente, feliz y emocionada” en un acto público en el que ha sido homenajeada junto a los deportistas de nuestro país que participaron en los Juegos de Calgary y Seúl 88, donde la hermana de Felipe VI participó como abanderada. Pero para las mamarazzis, la imagen más top de la semana es, sin duda, en la que aparece junto a Antonio Resines abandonando una fiesta en la noche madrileña. ¡Todos en shock! Durante unos segundos, dejamos volar nuestra imaginación y pensamos que Resines era el nuevo ‘crush’ de Cristina, ¡menuda fantasía!. La realidad es mucho más aburrida y resulta que la mujer del actor, la productora de cine Ana Pérez-Lorente, es amiga de la infancia de las infantas Cristina y Elena, de ahí que Resines frecuente a la hija de don Juan Carlos y doña Sofía.

Apenas hace cuatro meses que la vida de Cristina daba un giro radical e interrumpía su relación matrimonial. Cuatro meses que la han convertido en el objetivo más deseado por los paparazzi de este país. Cualquier fotografía suya acompañada de un hombre será una pieza codiciada y se la rifarán las revistas y los programas del colorín. Fue en enero de 1993 cuando los paparazzis fotografiaron por primera vez a la infanta Cristina con su novio de aquel entonces, el malogrado deportista Álvaro Bultó. Ese reportaje fotográfico “robado” de los dos esquiando juntos en el Valle de Arán le costó a la revista ‘Hola’ diez millones de las antiguas pesetas. En cambio, las primeras fotografías de la infanta con Urdangarín no tuvieron tanto tirón porque las facilitaron a la prensa tras haberse filtrado la noticia del romance. Pobre del maromo que se acerque a la infanta Cristina este verano porque de una portada no le salva nadie.

Victoria Federica, sin novio pero no triste

Y mientras a la infanta Cristina se la publica y promociona exultante de felicidad, tenemos a su sobrina Victoria Federica recién descompuesta y sin novio. La joven vuelve a estar soltera tras tres años de relación con Dj Bárcenas. ‘Vic’ ha vuelto a casa de mamá porque, según nos cuenta la revista ‘Hola’, "aunque los dos siguieron poniendo de su parte por un prometedor futuro en común, sus sentimientos han terminado por enfriarse”. Qué maravilla de texto, compañeros. Pero, no, no sufráis por Victoria; a juzgar por su apretada agenda de viajes, corridas de toros y posts de Instagram, muy triste no está.

Acabamos una semana muy intensa para la familia del rey, exfamilia real, y miramos con ansia el calendario para que llegue cuanto antes el lunes y don Juan Carlos viaje a Madrid para reunirse con el rey Felipe VI y con doña Sofía. Una “reunión familiar”, según apunta Zarzuela. Menuda patata caliente. Sí, este lunes se ha fijado una cita de la pareja emérita y no ha habido otro reencuentro más esperado y ansiado que éste, con el permiso de Bisbal y Chenoa, por supuesto. ¿Habrá cobra también?

Compartir el artículo

stats