Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hermano de la mujer que murió y confundieron con otra anciana: "Viajé desde Tineo para verla y al llegar me enteré de que ya estaba enterrada"

Los familiares califican la situación de "surrealista"

Tras detectarse un brote en esta residencia de Xove, en Orense, los 10 ancianos contagiados fueron trasladados a este otro centro, a 200 kilómetros. Entre ellos, en la misma ambulancia, Rogelia y Conchita. En el trayecto, los historiales se intercambian y en ese centro, donde nadie las conoce, no se dan cuenta. Cuando Conchita muere, son los familiares de Rogelia los que reciben la mala noticia, por protocolo, no hay velatorio, ningún familiar ve el cuerpo y el ataúd es llorado por la familia equivocada. A los diez días, cuando la superviviente vuelve a su centro, el personal se da cuenta del error. Un error que intentarán que no vuelva a ocurrir identificando con pulseras a los ancianos que trasladen.

Compartir el artículo

stats