Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ignacio Villaverde cumple 56 años a las puertas de su toma de posesión como rector: "Es una celebración especial e inolvidable"

El futuro gobierno se da un año para cambiar la estructura administrativa y quiere reducir su interinidad al “7% u 8%”

"¿Qué más puede pedir uno?" se pregunta un Ignacio Villaverde tremendamente emocionado. El constitucionalista gijonés cumplió ayer 56 años a las puertas de su toma de posesión, mañana a la 12 horas, como nuevo rector de la Universidad de Oviedo. "¿Qué mejor regalo que este, que ser rector de mi Universidad?", insiste Villaverde al calor del equipo con el que trabajó durante más de dos años por desbancar a Santiago García Granda del sillón de mando. Ellos, Humberto Rodríguez Solla, Secundino González, Rosana Gutiérrez y Judith Santamarta, le hicieron revivir ayer la victoria del pasado día 12 con el regalo de dos fotografías enmarcadas que hizo LA NUEVA ESPAÑA. Dos imágenes, apunta Villaverde, “preciosas”, en las que sale apretando los ojos de la emoción y abrazando a sus dos hijas: Paula (de 25 años) y Nuria (de 14). 

Compartir el artículo

stats