Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Empezamos a ver la luz al final del túnel", aseguran los hosteleros tras la flexibilización de las medidas en el Principado

"Era una tristeza tener que sacara a la gente a la calle a las nueve de la noche"

A las 00.00 horas del domingo 9 de mayo decaerá el estado de alarma decretado por el gobierno central por lo que Asturias no podrá seguir manteniendo restricciones como el cierre perimetral de la comunidad. Por eso, y por el importante descenso de la incidencia acumulada del coronavirus y de los ingresos hospitalarios, el gobierno regional anunció esta mañana que el viernes -antes incluso del decaimiento de estado de alarma- se relajarán alguna de las prohibiciones impuestas para frenar la pandemia. Una relajación de medidas que se justifica, además, por el "elevado ritmo de vacunación".

En Asturias este fin de semana los restaurantes podrán ofrecer cenas en el interior hasta las once de la noche, una medida que para los hosteleros supone un importante balón de oxígeno. "Sin cenas no podíamos seguir viviendo, estamos muy contentos de que por lo menos este fin de semana podamos abrir el interior", explica Marco Rodríguez de La Pumarada . "Era una tristeza que dieran las nueve de la noche y tuviéramos que sacar la gente a la calle", recalca Marcos Cortina de Tierra Astur. "La relajación de las medidas va a suponer que muchos compañeros salgan del ERTE y nos podamos ir acercando a la normalidad que teníamos antes".

En muchos establecimientos de la calle Gascona las terrazas no eran viables. "Tenemos muy pocas mesas y abrir dentro es una oportunidad para ganar dinero porque teníamos pocas mesas Abrir dentro da la oportunidad de vender mas y ganar dinero", asevera Susana Menéndez de El Ferroviario. "Abrir solo las terrazas es como mover un trasatlántico para entregar un paquete. No era rentable", explica Jaime Álvarez Uría de La Pumarada. Pendientes de la llegada de turistas los negocios empiezan a respirar.

Compartir el artículo

stats