Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Luisma Murias

La vida después de una amputación

Los integrantes de la Asociación Nacional de Amputados ayudan con su ejemplo a otros pacientes: "Hay otra vida después de esto"

«Al ver aparecer a María» en el hospital, Pascual López Beltrán se dio cuenta de que «hay otra vida después de esto». Fue hace cinco años. Acababa de salir del quirófano, después de una trombosis en los dedos de los pies que terminó en amputación. María Manzaneque, delegada en Asturias de Andade (Asociación Nacional de Amputados de España), había acudido al hospital a visitarle para ofrecerle, como hace con las personas que han pasado por este trauma, apoyo y un «espejo» en el que mirarse.

«La asociación te va guiando desde el primer momento, ya en el hospital, cuando sufres la amputación, y después en la vuelta a casa, que es muy difícil», asegura López, de 51 años. Manzaneque, que hace catorce años perdió una pierna al ser arrollada por un vehículo cuando intentaba auxiliar a un accidentado en la carretera, entra en contacto con el paciente y programa un segundo encuentro, al que asiste acompañada por otro integrante de la asociación que, afirma, «puede ser su espejo» porque está en su misma situación, para que le explique cómo ha afrontado la adaptación.

Compartir el artículo

stats