DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

“Llevo 45 años de canónigo penitenciario en Oviedo y siete de exorcista, que impone un poco”

“Es aconsejable que los poseídos no vengan solos, deben estar con familiares o amigos porque las expresiones son muy duras y tienen una fuerza fuera de lo normal”

Benito Gallego (Villamoratiel de las Matas, León, 1942) tiene el hablar pausado de quien está acostumbrado a mediar en conflictos y calmar los ánimos. Deán, canónigo penitenciario y exorcista, concede una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA en la Catedral, un templo que ahora está cerrado por las tardes debido al auge de la pandemia. Este sacerdote leonés ligado a Oviedo desde hace 45 años, acaba de comenzar su tercer lustro como presidente deán de San Salvador tras se reelegido por el cabildo. 

Compartir el artículo

stats