Los vecinos de Seloriu (Villaviciosa) celebran la fiesta patronal de Santa Eulalia, una cita con la que se mantiene viva la antiquísima tradición asturiana del ramu. Un ritual de ofrenda pública con ocasión de su festividad, que en esta parroquia ya  proviene del siglo XIX, según recuerdan los vecinos más mayores.

Por tradición los ramos llegan desde los pueblos de Olivar, Bárzana, Vega, Castiellu, El Terienzu, Santa Mera, La Busta, La Cai, Espina y Villar.  Desde cada barrio el ramu va acompañado por mayores y niños en procesión hasta la iglesia parroquial de Santa Eulalia, mientras tiene lugar una  descarga de cientos de voladores en honor a la patrona.