23 de mayo de 2010
23.05.2010
Polémica sobre el ajuste económico del Gobierno
 

El Arzobispo acepta las disculpas de Lastra y le invita a charlar «tomando una cerveza»

El político del PSOE recomendó al obispo que «remangue la falda y arrastre los huevos con los demás», después de que el mitrado criticara a Zapatero

23.05.2010 | 14:10
Jesús Sanz Montes.

Gijón, J. MORÁN


«Evidentemente, acepto las disculpas de Fernando Lastra», declaró ayer el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, después de que el diputado y portavoz del PSOE en el Junta General del Principado recriminase al prelado asturiano el haber criticado al Presidente Zapatero. Sanz había manifestado el pasado lunes, en una entrevista radiofónica que veía a Zapatero «con cierto desnortamiento», y que sus medidas económicas de recorte eran «una agenda que ha venido tarde y, además, urgida o prestada, y no con todas las medidas que cabría esperar por la crisis».


Dos días más tarde, el miércoles, y en el marco de uns tertulia también radiofónica, Fernando Lastra objetó que, «sinceramente, para que se metan en política (los obispos), que remanguen las faldas y que arrastren los huevos por la calle con los demás, que hay muchos asuntos en donde comprometerse con los que están pasándolo mal».


Unas pocas horas después, el propio Lastra explicó desde este diario que sus palabras habían sido vertidas «en un contexto de discusión, poco diplomático; hay que entender mis palabras en esa situación, espontáneas... pido al Arzobispo que lo entienda así y que disculpe si le molesté en lo personal».


«Acepto las disculpas y tiempo habrá para que él y yo nos veamos en mil historias, en torno a un café o una cerveza», comentó ayer Sanz Montes al ser preguntado por LA NUEVA ESPAÑA. «Cuando coincidamos en algún momento, hablaremos y seguro que cada uno de nosotros mantendrá sus posturas, pero lo haremos con respeto mutuo», agregó el arzobispo en tono conciliador.


Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo desde el pasado 30 de enero, admitió asimismo que «todos nos podemos ir de la boca en algún momento». Respecto a sus valoraciones sobre Zapatero, subrayó que «las dije con todo el respeto», y consciente del «sentir de la calle». Por ello, vió las palabras de Lastra como «injustas, pero es ya un asunto pasado y prefiero no abundar más en ello».


El Arzobispo, además de ver «desnortado» al Gobierno de la nación, comentó en dicha entrevista, en Cope Asturias, que no veía clara la continuidad de ciertos ministerios, pero no citó a ninguno en particular.


Por su parte, Fernando Lastra, al intervenir en una tertulia semanal de la emisora Ser Asturias, afirmó que «Sanz Montes no tendría que haber entrado en esas críticas a la gestión económica del Gobierno», y que si quisiera hacer política «puede presentarse a las elecciones». Más hacia el fondo de la cuestión, el diputado autonómico socialista consideró que «no está bien que la Iglesia entre en el debate político cuando está tan polarizado y lo haga de forma instrumentalizada a favor del Partido Popular».


Por todo ello, Lastra agregó que «apareció el Arzobispo: éramos pocos, y parió la abuela». Después de la tertulia, ya en la tarde, el portavoz del PSOE pidió disculpas por su palabras y agregó que, no obstante, mantenía el fondo de sus críticas al arzobispo.


Las palabras de Sanz Montes sobre Zapatero tambiénn disgustaron en la Federación Socialista Asturiana (FSA), pero ésta evitó pronunciarse después de la entrevista realizada a Sanz Montes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine