01 de mayo de 2012
01.05.2012

Un PP distinto

Mercedes Fernández evita el cuerpo a cuerpo con Foro

01.03.2012 | 04:37
Un PP distinto

A poco más de una semana para el inicio oficial de la campaña electoral, la candidata del PP a la Presidencia del Principado, Mercedes Fernández, sigue sin nombrar a Francisco Álvarez-Cascos en sus actos públicos. Critica al líder de Foro, pero evitando los excesos y siempre de forma indirecta, sin citarlo. El cambio de estrategia de los populares con respecto a los comicios del pasado mes de mayo es muy significativo.


Álvarez-Cascos también está siendo, al menos hasta ahora, muy comedido a la hora de referirse a la número uno del PP. Ambos están guardando las formas. Por lo que se ve, no se han olvidado del todo de los muchos años de estrecha colaboración política.


Mercedes Fernández está logrando (hasta la fecha) ser la única protagonista de su partido en la precampaña. Voces habituales en etapas anteriores, como Ovidio Sánchez, Gabino de Lorenzo, Isabel Pérez Espinosa o Joaquín Aréstegui, han desaparecido de la primera línea política. Incluso las personas de confianza de Mercedes Fernández incluidas en las listas electorales evitan cualquier tipo de actuación que le pueda restar relevancia a su cabeza de candidatura y ahora también presidenta regional del partido. A Mercedes Fernández le han dado todo el poder en el PP y lo ejerce, aparentemente con éxito. Hasta su mayor enemiga, la gijonesa Pilar Fernández Pardo, permanece callada.


Mercedes Fernández evita por todos los medios el cuerpo a cuerpo del PP con Foro. Su campaña va por otro lado, por la referencia constante a la necesidad del diálogo que permita la gobernabilidad de Asturias. Cree que ése es el mensaje que quieren escuchar los votantes de la derecha regional (PP y Foro) y no se cansa de repetirlo. Por contra, considera al PSOE como el auténtico rival.


Ante esta tesitura -un PP muy distinto al de mayo-, Cascos, al menos por ahora, ha decidido dirigir sus habituales invectivas contra los socialistas asturianos. Aunque, eso sí, acompañadas siempre del consabido latiguillo del PPSOE, con el que desde antes incluso de ser presidente se refiere al imaginado pacto entre el PP y el PSOE en la región.


Mercedes Fernández no, pero Mariano Rajoy sí. Javier Fernández y el líder del PP son los grandes objetivos de Cascos, al menos por el momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine