30 de mayo de 2012
30.05.2012

En las elecciones de 2011 llegaron casi mil votos de los emigrantes del Occidente

28.03.2012 | 05:28

Oviedo, J. A. A.

El comportamiento electoral de los asturianos residentes en el extranjero en las elecciones autonómicas de mayo del pasado año es el «laboratorio» en el que el PSOE y Foro tratan de sacar conclusiones previas al escrutinio que tendrá lugar hoy en la Junta Electoral Provincial. De los 3.265 votos que llegaron de la diáspora asturiana, 963 correspondían a la circunscripción occidental. Es decir, casi un tercio del total de las papeletas del voto emigrante eran de emigrantes que tienen su concejo de empadronamiento en la comarca occidental.


En esta ocasión, los datos que maneja Correos hacen prever una llegada de votos que incluso podría superar a la registrada diez meses atrás, si bien la cifra definitiva no se conocerá hasta que se produzca el recuento. En mayo de 2011, los socialistas se hicieron con más de la mitad de los votos del Occidente, ya que sumaron 500 de las 963 papeletas recibidas dentro del plazo, mientras que el resultado de Foro fue incluso inferior al del PP, ya que el partido de Cascos se quedó en 49 votos.


La introducción del voto rogado en las elecciones autonómicas de 2011 provocó un descenso acusado de la participación de la población emigrante, especialmente molesta con la prohibición de participar en los comicios municipales que incorporó la reforma de la ley electoral que salió adelante con el apoyo del PSOE y del PP en el Congreso de los Diputados para disgusto de algunas federaciones socialistas, como la asturiana y la canaria.


De las más de cuatro mil solicitudes de voto recibidas en la Oficina del Censo de Asturias, el mayor volumen, por países, corresponde a Argentina desde donde habían llegado, a mitad de la campaña electoral, 865 peticiones, una cifra que pudo aumentar en los últimos días. El siguiente país fue Bélgica, donde se realizaron más de medio millar de solicitudes, aunque algunas no llegarán. Una familia asturiana, de cuatro miembros, residente en ese país que había solicitado participar en las elecciones autonómicas no había recibido la confirmación de voto ni las papeletas el pasado domingo. No es el único caso. Fuentes de la Junta Electoral aseguraron a LA NUEVA ESPAÑA que las papeletas procedentes de Cuba siempre llegan fuera de plazo y nunca se pueden incorporar al escrutinio final.


La Federación Socialista Asturiana se quejó en mayo del pasado año del mal funcionamiento del nuevo procedimiento del voto emigrante ya que hubo una diferencia de cinco mil votos entre las peticiones realizadas inicialmente desde los países de origen y las papeletas que finalmente llegaron a las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine