Los nombres de la sidra

Un repaso a los hombres y mujeres que han protagonizado el mundo de la bebida regional en las últimas décadas, de llagareros a escanciadores, pasando por manzaneros y bebedores

 02:46  
E. Dapena.
E. Dapena. 
 MULTIMEDIA

Nava, J. ORDÓÑEZ /


M. MENÉNDEZ


La historia de la bebida regional es también la historia de sus hombres y mujeres. Aunque no están todos los que son, y seguro que hay algún injusto olvido, estos son los nombres de la sidra natural.


n Abelardo Buznego. Histórico llagareru de Villaviciosa. Fundador de Sidra Buznego, en Arroes, en el año 1932.


n Adolfo Corte. Llagareru de Nava. Regentó Sidra Corte, hoy desaparecida.


n Agustín Vega. Responsable de Sidra El Sareganu y heredero de Aquilino Vega. Agustín, fallecido recientemente, fue fundador, accionista y gerente de Grusifas (Sidra Pomar).


n Aladino Ardura. Maestro de escanciadores con numerosos triunfos en su haber. Fue campeón de Asturias de la especialidad.


n Alfonso Corzo. En torno a 1889 puso en marcha Sidra Corzo, en Colloto, una marca que andado el tiempo pasó a Adolfo Norniella Ordóñez.


n Alejandro González Cuesta. Pilotó el despegue de la gijonesa Sidra Arsenio a principios de los noventa del pasado siglo. El llagar había sido fundado por Aurelio Cuesta en 1930.


n Alfredo García. Uno de los históricos del sector sidrero de Villaviciosa. Creó Sidra Castañón en Quintes, una marca familiar que después pasó a su hijo y luego a su nieto, Julián Castañón García.


n Alfredo Ordóñez Onís. Fundó sidra Viuda de Angelón en La Alameda (Nava) en 1947. El negocio pasó a sus hijos tras su fallecimiento. Alfredo, Ángel, Francisco, Susana y Carmen Ordóñez Vigil han dado un nuevo impulso al llagar, diversificando con nuevos productos, como la sidra de pera. Además, han adquirido la empresa Grusifas, con la que comercializan la sidra champanizada Pomar y han abierto una sidrería en Nava.


n Andrés de la Roza Baragaño. Creó Sidra Roza, que funciona como llagar industrial desde 1940. El negocio de Villabona (Nava) pasó después a José Antonio de la Roza (Pepe Roza) y a sus sobrinos Juan y Fernando Roza.


n Ángel Cueto. Puso en marcha en 1958 Sidra Cueto, de Villaviciosa, un llagar que heredó su hijo, Roberto Cueto Obaya.


n Ángel Vigil, «Angelín el de los Carros». Personaje inolvidable y uno de los más afamados probadores de sidra de Nava. Voz prodigiosa y una auténtica autoridad en el mundo de la sidra. Formó parte del coro de José Vicente Ordóñez junto a sus hijos Miguel y Tino Vigil. El germen del coro «Allegro Nava» fue un grupo de amigos que se juntaban en las sidrerías para tomar unos culetes y cantar.


n Antonio Fanjul. Fue el gran impulsor de Sidra Fanjul en la primera mitad del siglo XX, un negocio que fue pasando de generación en generación hasta Carlos González Ballesteros.


n Aquilino Llerandi. Regentó Sidra Tino, en la calle La Riega de Nava.


n Aquilino Rodríguez. Puso en marcha Sidra J. R. en el alto del Infanzón (Gijón). El negocio pasó a sus hijo, José Rodríguez, y a su nieto, Fermín Amador Rodríguez.


n Armandino Fernández. Armandino «el de Vegadali». Toda una autoridad en materia de sidra. Empleado del llagar de Corsino durante décadas.


n Arsenio Angones. Ilustre llagareru gijonés, al frente de Sidra Angones durante décadas.


n Avelino Canal. Comenzó a mayar en Gijón, en el año 1955, bajo la marca Sidra Canal.


n Aurelio Pérez. Fue madreñero antes que llagareru. Fundó Sidra El Piloñu de Nava, en la década de los cincuenta del pasado siglo. Primero en La Riega, la calle de los llagares de Nava, con el bar El Jardín. Después pasó a una nave en la carretera de Bimenes. Su nieto Rubén Pérez es el creador de la sidra natural sin alcohol.


n Basilio Aramburu. Se puso al frente de Sidra Basilio de Arriondas en 1956 para convertirse en toda una institución del sector.


n Belarmino (Mino) Ordóñez. Histórico de la sidra naveta, con Sidra Mino, de Gamonéu. Su hijo David Ordóñez es el propietario de la sidrería Casa Mino y otra de sus hijas, Ana Emilia Ordóñez, regenta hoy el bar La Naveta, en la plaza de Dominganes.


n Benigno Ovín. De Sidra Ovín. (Nava), ya desaparecida.


n Benito Acebal. Fue el encargado de poner en marcha el llagar de Sidra Acebal, en Cabueñes.


n Benjamín Vallina. Fundador, en torno a 1950, de Sidra Vallina, una marca de Peón (Villaviciosa).


n Canor Llera. Conocido como «Pachu el colorau», inició la tradición de la familia Argüelles, con Paco Argüelles y sus hijos.


n Ceferino Peruyera Madiedo. Llagareru de Villaviciosa que puso en marcha Sidra Coro en 1914. El negocio pasó a su hijo Celestino Peruyera Peón.


n Celestino Artos. Fundó Sidra Enrique de Bimenes.


n Cipriano Corte. Estuvo al frente de la desaparecida Sidra Peláez de Nava.


n Clordy van der Burg. «El Tulipán» fue el primer escanciador extranjero que ganó el certamen de echadores del Festival de la Sidra de Nava. Fue en 2002.


n Constantino Miravalles. Constituyó Sidra Miravalles, de Villaviciosa. El llagar pasó a su esposa en la década de los setenta del pasado siglo, y, posteriormente, a su hijo, Gonzalo Miravalles Fernández.


n Constantino Ovín. El naveto «Tino el de la Barraca» es el gran maestro del escanciado. Autor del decálogo del buen echador.


n Corsino García. Regentó durante buena parte de la segunda mitad del siglo XX el llagar sidra Viuda de Corsino, uno de los más prestigiosos de Nava. Fue fundado por Bonifacio García, su abuelo, en 1875. El negocio pasó a su hijo Andrés Corsino García Cueto, en los años noventa. Después quedó en manos de Fernando Morán, su actual gerente. Víctor García, hermano de Corsino, también llagareru, fue alcalde de Nava en la década de los sesenta del pasado siglo.


n Domingo Angones. Creó en 1890 Sidra F. Angones, en Vega (Gijón), uno de los lagares más vetustos del Principado.


n Enrique Acebedo. Fundó Sidra El Traviesu de Villaviciosa en 1950.


n Enrique Dapena. Es licenciado y doctor en Biología por la Universidad de Oviedo. Investigador responsable del Programa de Investigación en Fruticultura del Serida. Ha realizado una intensa labor para la mejora de las pumaradas y las manzanas.


n Elías Carrocera. Director del Museo de la Sidra desde su inauguración.


n Eloy Cortina. Uno de los grandes llagareros asturianos de la actualidad. Presidió la Asociación de Lagareros de Asturias (ALA), en sustitución de Manuel Riestra, y en la actualidad está al frente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la Sidra. El llagar está en Villaviciosa y fue fundado en 1940 por su padre Celestino Cortina, una institución en el sector villaviciosino y asturiano.


n Eugenio Suárez Cifuentes. Fundador de la gijonesa Sidra Cabueñes.


n Ernesto Vigón. Uno de los grandes llagareros navetos del siglo XX y titular durante décadas de Sidra Orizón, fundada en 1910 por Emilio González Díaz, que después pasó a Emilio Vigón Fernández. Fallecido en 2005, Ernesto era caballero de la Hermandad de Defensores de la Manzana y de la Sidra de Villaviciosa.


n Esmeralda González. Al frente del bar Nalón, en Oviedo, junto a su marido Vicente Lorenzo, esta gran cocinera creó la merluza a la sidra en 1967.


n Félix Arboleya. Histórico llagareru de Nava.


n Fermín Díaz. Patriarca de Sidra Fermín, de El Ventorrillo (Nava). Toda una institución a quien Alfonso Camín dedicó varios relatos en el exilio. El negocio lo heredó Nisén Díaz, abuelo de Nisén Díaz Carazo, experto trabajador del llagar que es concejal en el Ayuntamiento de Nava.


n Florentino Mañana. «Tino el Roxu». Hostelero criado en Nava y afincando en Gijón, es uno de los mejores escanciadores de sidra de la historia. Al menos, el más espectacular. Aún se recuerdan sus exhibiciones de escanciado con varios vasos a la vez, situados por todo el cuerpo e incluso en un cayado. El «NO-DO» se desplazó a Nava para grabarlo. Hijo de Guillermo Mañana, «Cachucho», y de Carmina García, que regentaron el bar Guillermo en Nava. Guillermo fue llagarero en Sidra L'Argayón.


n Francisco Angones Menéndez. Puso en marcha Sidra El Fugitivo en 1949.


n Francisco y Roberto Martínez sopeña. Fundadores de Sidra El Gobernador, de Villaviciosa.


n Fructuoso Costales. Abrió Sidra Frutos, en Quintueles (Villaviciosa), en 1935.


n Gumersindo Martínez. Reputado catador, experto escanciador e integrante habitual de los jurados de calidad. Es uno de los mayores expertos en sidra de la región y defiende la teoría de que la bebida asturiana es nocturna y que muestra todas sus cualidades a partir de la medianoche. «Sindo» regenta la Sidrería La Figar, en Nava, junto a su esposa Pilar Canteli, una gran cocinera de platos a la sidra. Uno de sus hijos, Manuel Martínez, es un prestigioso escanciador y ganó numerosos concursos.


n Guzmán Riestra Riestra. Fue el gran impulsor, en los años ochenta del pasado siglo, del llagar saregano de Sidra Riestra, que empezó a elaborar en 1929.


n Herminio Alonso. Puso en marcha el lagar de Colloto, heredado por sus hijos Luis y Herminio Alonso.


n Laura y Susana Ovín Ania. Hermanas y sobrinas de Constantino Ovín. Ambas han sido campeonas de Asturias de escanciadores, con triunfos en numerosos concursos. Conforman una gran generación de echadoras de sidra, en la que también destaca Loreto García, experta catadora.


n Leonardo Pérez. Regentó Sidra Peñamayor de Nava. Fue socio del ex alcalde José María Caso.


n Lucía la del Ferreru. Esposa de Domingo El Ferreru, de Nava. Se especializó en el remendado de sacos de manzana y trabajó para llagares de toda la región.


n Luis Alberto Acebal. Impulsor, a finales del siglo XX, del llagar gijonés que fundara cien años atrás Benito Acebal.


n Luis Estrada. Integrante del «Cuarteto Torner» y experto en sidra.


n Luis Foncueva. Un gran maestro de llagareros. Afincado en Sariego, heredó el vetusto llagar en el que comenzó a mayar su abuela y lo llevó a las máximas cotas de calidad. Su hijo, Cele Foncueva, ex piloto de rallies, está al frente del negocio desde el fallecimiento de su progenitor. Antes había desarrollado números artilugios para modernizar el trabajo sidrero.


n Luis Gonzaga Sánchez. Responsable de Sidra El Bombé, marca histórica de Nava desaparecida hace décadas. Dueño del desaparecido Cine Marisina.


n Luis Terán. Tonelero de Nava, de la carpintería Terán. Sus nietos recibieron el Premio Internacional de la Sidra por recuperar esta tradición.


n Magdalena Corte. Llagarera naveta en Sidra Corte.


n Manuel Arbesú. Maestro llagarero de Santa Marina, en Siero, al frente de Sidra Arbesú.


n Manuel Avello. Periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Publicó hace medio siglo el diccionario del llagar, con decenas de expresiones para calificar la sidra.


n Manuel Busto. Este llagarero puso en marcha Sidra M. Busto de Villaviciosa, la marca de sidra natural de Mayador, en 1939. Busto fue el creador de la primera máquina de escanciar que se vio en Asturias y, además, también fue pionero en grabar las botellas al fuego.


n Manuel Riestra. Propietario de Sidra Muñiz de Tiñana (Siero), fue presidente de la Asociación de Lagareros de Asturias entre 1992 y 2001, cuando la bebida asturiana adoptó la etiqueta y daba pasos decisivos hacia la denominación de origen. Manuel Riestra fue uno de los impulsores de la sidra seleccionada, conocida popularmente como «pata negra». Su llagar fue fundado en 1935 por José Muñiz.


n Manuel Zapatero. Se hizo cargo del llagar de Guzmán en Nava, para fundar Sidra Zapatero, reconocida en toda Asturias por su gran calidad. Su hija, Elena Zapatero, está al frente del negocio.


n Manuel Faya. «Manolín». Un clásico de los llagares de Nava.


n María Luisa de la Vega. Estuvo al frente de Sidra Viuda de Alfredo, en Nava.


n Martina Álvarez Ordieres. Fundadora de Sidra Tomás, un llagar tradicional, que en 1968 pasó a manos de Andrés Tuero Sampedro. Está en Quintueles (Villaviciosa).


n Maximino Solares. Regentó Sidra Villabona, de Nava.


n Maximino Villarrica. Experto catador de sidra, de Villaviciosa. Jurado habitual en concursos.


n Miguel González Álvarez. Lagarero de oro en la I Fiesta de la Sidra de Gijón, fue el gran impulsor de Sidra Peñón, en Albandi (Carreño), fundada por Francisco González Vega. Dejó el llagar a sus hijos Silverio Miguel y Juan Miguel González Cabo.


n Jacinto Alonso. Fue quien echó a andar, en 1950, el llagar de Sidra Alonso, en Oméu (Nava).


n José Antonio García. Fundador, en 1966, de Sidra Josepín, en El Entrego.


n José Antonio Norniella. Fundó Sidra Huerces en 1992.


n José Blanco. Creó Sidra Roces, en Roces (Gijón), un llagar que comienza a elaborar en 1954 y que pasó a a manos de su hijo Luis Jorge Blanco.


n José Arce. En 1941 puso en marcha Sidra Arce, negocio que heredó su hijo Valentín Arce.


n José María Alvarez Meana. Fundó Sidra José María, de Quintueles, en 1945.


n José María Caso Mayor. Llagareru y alcalde de Nava. Creó el primer Festival de la Sidra, en cuya comisión también estaban Argentino Fuentes, José Godoy, Emilio Longo y Enrique Canellada, entre otros.


n José María Osoro. Fue gerente de la Mesa Interprofesional de la Manzana y la Sidra, un ente de coordinación entre llagareros y productores que se extinguió con la llegada de la Denominación de Origen Protegida, y secretario de la Asociación de Lagareros de 2000 a 2007. Este último año fue nombrado presidente del colectivo profesional, cargo que ostentó hasta hace sólo unos meses.


n José Manuel Sánchez Blanco. Tonelero. El último artesano que trabajó en Asturias. Forma parte de la gran escuela de Venta les Ranes, en Villaviciosa.


n José Menéndez. Patriarca de Sidra Bernueces, llagar que inició su actividad a finales del siglo XIX.


n José Luis Rubiera. Cosechero. Presidió la asociación profesional de manzaneros.


n José Sánchez. En 1915 fundó Sidra Sánchez, de Nava, marca hoy desaparecida pero que en su día fue una de las más prestigiosas de Asturias. El negocio pasó a sus hijos -Pedro, Galo, Gil y Hugo Sánchez- y, después, a sus nietos, José y Pedro Sánchez.


n José Villanueva Gutiérrez. De Sidra Villanueva (Colloto), que empezó a mayar en 1948.


n Joaquín Palacio. Fue el fundador, en 1864, de sidra Viuda de Palacio, uno de los corchos más prestigiosos de Tiñana (Siero).


n Jorge Tuya. Cantante de tonada y experto en sidra. Miembro habitual de los jurados de calidad.


n José Ornia. «Pepe La Mata». Llagarero de Nava.


n José Ramón Vigón. Fundador de Sidra Vigón, en Tornón (Villaviciosa) en 1940. El negocio pasó a su hijo Miguel Vigón.


n José Tomás Meana. Comenzó la elaboración de Sidra Tomás en Candanal (Villaviciosa) a finales de los años treinta del pasado siglo. El negocio ha ido de generación en generación.


n José Villanueva Gutiérrez. Puso en marcha, en 1948, el llagar de Sidra Villanueva, en Colloto.


n Juan José Mangas. Técnico del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida).


n Julio Estrada. Gran impulsor de Sidra Estrada de Nava, un llagar que heredó de su padre Avelino Estrada, en 1950. Le sucedió su hijo Sergio Estrada.


n Julio Rodríguez, «Julión». Una institución. Regentó el bar Julión, que después fue el Transporte.


n Olegario García. Sotrondín afincado en Ribadesella, es uno de los más grandes escanciadores de todos los tiempos. El más laureado, con 48 títulos, cuando recibió el galardón de campeón de campeones.


n Ovidio, «el de La Barraca». Probador y jurado en distintas ediciones del Concurso a la Mejor Sidra Natural Elaborada en Asturias


n Prisciliano Díaz. De Sidra Prisciliano, en Nava. El llagar lo heredó su hijo José María Díaz, «Pepe el de Tresali», que hoy es uno de los más destacados cosecheros de manzana de Asturias.


n Rogelio Menéndez. Fundador de Sidra El Mariñán, en Deva (Gijón).


n Rogelio Alvarez Piñera. Puso en marcha Sidra Gelo, de Quintes, en 1920.


n Sabino Muñiz. Creó Sidra Muñiz, en Castiello de Bernueces, marca que pasó a su hijo Agustín Muñiz en 1915. José Luis Muñiz Rodríguez, tercera generación de llagareros, amplió el negocio, con la creación de un restaurante.


n Samuel Menéndez Trabanco. Es el actual gerente del llagar con mayor producción de Asturias y también uno de los más laureados. El negocio arrancó de la mano de su abuelo Emilio Trabanco, y en 1966 pasó a manos de Alicia Trabanco, madre de Samuel, y de su tío Vicente Trabanco.


n Segundo García Blanco. Abrió Sidra Segundo, en Cefontes (Gijón). En 1959 pasó a su hijo Segundo García Rodríguez.


n Senén Venta. Creó Sidra Breceña, en Villaviciosa, dentro de una saga de llagareros continuada por Francisco García y Jaime García Venta.


n Silvestre García. Llagareru gijonés que abrió Sidra Fano en 1948.


n Tano Collada. Experto sidrero de Villaviciosa. Hermano del fallecido Mundo Collada, enólogo de El Gaitero.


n Juan Rivaya. «Tito El Fontaneru». Uno de los grandes expertos naveto en materia de sidra. Jurado en numerosos concursos de calidad.


n Vicente Ordóñez. Regentó Sidra Ordóñez, de Nava.


n Viuda de Onís. Estuvo al frente del llagar en El Empalme (Nava) hoy desaparecido.


n Viuda de Maujo. Llagarera naveta.


n Viuda de Noriega. En los años sesenta dirigía Sidra de Noriega, en Nava.


n Zoilo Cueto. De Sidra Zoilo (Ceceda). En los años cincuenta del pasado siglo era el mayor llagar de Nava y producía alrededor de medio millón de litros.

Servicios

Farmacias de Guardia Asturias

Farmacias de Guardia en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine