El ministro que no se dejaba vencer por la enfermedad

Valeriano Gómez, que ocupó la misma cartera que Noval, elogia su lucha contra la leucemia que sufrió cuando estaba en el Gobierno

31.03.2013 | 11:35
Noval, con María Luisa Carcedo y Javier Fernández, en un congreso socialista.
Noval, con María Luisa Carcedo y Javier Fernández, en un congreso socialista.

Oviedo, María J. IGLESIAS

El portavoz del PSOE en la Comisión de Economía del Congreso y ex ministro de Trabajo con Rodríguez Zapatero, Valeriano Gómez, aseguró ayer a LA NUEVA ESPAÑA que el Partido Socialista planeaba nombrar a Luis Martínez Noval miembro de la comisión de expertos que analizará el futuro de las pensiones y la Seguridad Social, cuestión en la que era un reconocido experto.

Gómez, asesor de Noval en su etapa de ministro entre 1990 y 1993, comenta que el político piloñés despachaba con él en la cama de su dormitorio del apartamento del Ministerio, sin poder moverse, convaleciente de una leucemia que nunca lo consiguió doblegar. «No dejó de trabajar ni de luchar, ni en los momentos más duros», señala Gómez, que fue ministro de Trabajo en la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero.

Noval ha sido, según sus palabras, «una de las mejores personas que he conocido en mi vida, con Manuel Chaves los ministros con los que mejor relación he tenido». Lo define como «reservado, de pocas palabras, enormemente capaz de transmitir proximidad, con una capacidad enorme», indica. «Su última etapa en el Ministerio fue difícil, porque estuvo afectado de una enfermedad grave, lo recuerdo despachando en la cama, de la que no podía moverse, en la casa del Ministerio, que después he ocupado yo», explica. Y aún enfermo, prosigue Gómez, Martínez Noval fue capaz de soportar una campaña electoral en 1993. «Era luchador y valiente. Luego tuvo un infarto en Cracovia y le dijo al médico en inglés: «No se preocupe, ya tengo muchas vidas», relata. Gómez destaca que Noval aprendía de los demás y escuchaba. «Era su gran cualidad, pedía opinión, 20 años después mucha gente se acuerda de él en el Ministerio, era muy querido». Añade que trataba a todo el mundo con absoluta normalidad. Valeriano Gómez acudirá mañana a dar el último adiós a quien fue su amigo, jefe, colega y compañero de filas.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine