Videojuegos asturianos a la conquista de China

La empresa Milkstone lleva su producto estrella, "Ziggurat", a la mayor feria tecnológica del continente asiático

10.08.2015 | 05:04
Miguel Herrero, a la izquierda, y Alejandro González.

"La industria de los videojuegos en Asturias está en un momento con potencial, pero todavía no se ha estabilizado", comenta Alejandro González Fiel, uno de los dos desarrolladores de videojuegos que fundaron la empresa asturiana Milkstone. Esta compañía, con seis trabajadores, estará presente este verano en dos de los encuentros digitales internacionales más importantes del momento. El primero de ellos será China Joy, la mayor feria tecnológica del continente asiático y una de las más importantes de todo el mundo. El segundo será Gamescom, el más popular de Europa.

Shanghái acoge China Joy. En este evento Milkstone presentará "Ziggurat", uno de sus productos estrella, que lanzó al mercado hace tan solo un año. "Ziggurat" es "un juego diferente" a los habituales en el que no destaca ni lo bélico, ni la ciencia ficción. Lo importante es el componente mágico. "El jugador es un mago y se encuentra en un laberinto, su objetivo es disparar a todas las criaturas que se le presenten y conseguir escapar", explican sus desarrolladores. González Fiel destaca que "a pesar de no ser un juego extremadamente violento, durante su presentación en China, tuvimos algún problema de censura. El tema de la sangre y los esqueletos no les gusta". A favor del juego señala que "tiene generación procedural; es decir, cada vez que juegas es distinto. Cambia automática y aleatoriamente. Así no es nada repetitivo y muy entretenido".

Ahora mismo, el equipo asturiano está en Colonia, Alemania. Allí, en la feria electrónica Gamescom presenta su nuevo proyecto: "Pharaonic". "El juego en sí todavía no está totalmente desarrollado, pero tenemos publicado un prototipo para que la gente lo vaya probando", explica González Fiel.

A estas ferias asiste todo tipo de público e interesan tanto a consumidores como a desarrolladores de juegos. Unos pretenden conocer las primicias y las novedades del mercado que todavía no están a la venta. Otros utilizan estos certámenes para evaluar sus proyectos. El público es el mejor degustador y pueden exponer a los creadores cuáles son los fallos y en qué se debería mejorar. "Llevamos el juego para que lo prueben y nos digan qué les parece. En función de eso lo variamos. Hay que darlo a conocer para poder retocarlo", comenta González Fiel.

Miguel Herrero y Alejandro González se conocieron en la Facultad de Informática de Oviedo. Después de varios años trabajando juntos y creando pequeños proyectos a modo de entretenimiento, fundaron la empresa Milkstone en el año 2010 de forma oficial. Desde entonces no han parado. "Los primeros años eran trabajos pequeños, después comenzó el éxito y tuvimos mucha suerte. Poco a poco crecimos y ahora somos capaces de hacer videojuegos de alta calidad. Nuestro objetivo es poder producir en todo tipo de plataformas, Xbox, Play Station y PC", destaca González.

Su mercado está al otro lado del Atlántico. "El negocio se centra en EE UU que se lleva el 50 por ciento de las ventas totales, seguido del Reino Unido. En España ni entramos, tan solo corresponde un 0,8 por ciento", señala González. La asociación UNEVA, la patronal asturiana de los videojuegos, está luchando por mejorar las condiciones de este sector. "En España hay pocas empresas que han salido adelante, Cada vez hay más competencia, todo el mundo puede acceder a internet y crear un videojuego".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine