Las actuaciones previstas en las infraestructuras

Las obras de la autovía en Cantabria concluirán en octubre

La apertura del tramo de Torrelavega permitirá cruzar la región sin cambiar de carretera y sin atascos hacia Asturias

17.08.2015 | 04:48
La Autovía del Cantábrico a su paso por Laredo (Cantabria).

El trazado de la Autovía del Cantábrico en Cantabria quedará completado en su integridad en octubre, con la apertura de los dos tramos aún en obras que conectan las localidades de Solares y Torrelavega, según los cálculos del Ministerio de Fomento. Las cuentas estatales para el ejercicio próximo les reservan una partida global de 67,6 millones de euros. La cantidad se destinará a cerrar los pagos a las constructoras encargadas de unas obras que acumulan varios años de retraso y cuyo presupuesto total alcanza los 335 millones de euros.

La apertura del tramo entre Solares y Torrelavega, de 28 kilómetros de longitud, permitirá a los conductores asturianos cruzar la comunidad autónoma vecina sin necesidad de cambiar de autovía. En la actualidad, el trazado se cubre por la autovía de circunvalación S-10 y por la A-67 (Santander-Palencia). En esta última son frecuentes las retenciones en dirección al Principado, sobre todo durante el verano, al coincidir en ella los tráficos de salida de Santander tanto para la región como para la Meseta, fundamentalmente a Palencia y Burgos. Además de completar en el plazo de unos meses la Transcantábrica, el Ministerio de Fomento prevé licitar en 2016 la construcción de un tercer carril en el trazado de la autovía A-67 de Santander a Torrelavega. Con una inversión total de cien millones de euros, el departamento que dirige Ana Pastor pretende acabar así definitivamente con los problemas circulatorios en esta vía.

Los dos tramos pendientes de la Autovía del Cantábrico en Cantabria quedaron paralizados por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010. Fue en el marco de los ajustes en infraestructuras para contener el déficit público que también conllevaron la rescisión del contrato para la ejecución de la segunda calzada del lote Salas-La Espina de la Autovía del Suroccidente (A-63). Los trabajos en el entorno de Torrelavega se reanudaron a finales de 2012, ya con Ana Pastor al frente de Fomento.

La Transcantábrica quedó completada en Asturias, tras un cuarto de siglo de obras, el 30 de diciembre de 2014. Fue con la apertura al tráfico del tramo de 4,15 kilómetros que conecta Unquera con La Franca. Al simbólico acto asistió el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Diez meses antes, en febrero, era Ana Pastor quien presidía cerca de Mondoñedo la entrada en servicio de los dos últimos lotes pendientes de la autovía en Galicia. Se trata de un itinerario que está sufriendo numerosos problemas a causa de la niebla, fenómeno meteorológico que ha obligado a cerrar al tráfico la vía durante días en varias ocasiones. El Ministerio tiene previsto convocar un concurso de ideas para dar con la solución definitiva, que, en principio, podría pasar por la construcción de un falso túnel en la zona en la que hay menos visibilidad.

Frente a los avances para abrir al tráfico en su integridad la Transcantábrica en la comunidad cántabra, Fomento no está por la labor de continuar adelante con el proyecto de autovía de León a La Robla, planteado en tiempos de Rodríguez Zapatero como primera fase de una alternativa gratuita al peaje del Huerna, vía en la que Ana Pastor acaba de ampliar los descuentos a camiones de gran tonelaje. Las cuentas estatales para el ejercicio que viene reservan para esta autovía 305.000 euros, pero destinados a completar los pagos pendientes por los proyectos ya encargados. En las proyecciones para el próximo trienio no figura ni un solo euro.

De acuerdo con la iniciativa presentada en la anterior legislatura, la nueva autovía saldría de León hacia La Robla y, luego, tendría continuidad por la vertiente asturiana del puerto de Pajares. La primera fase partía del desdoblamiento de un tramo de 22 kilómetros de la actual carretera N-630. Según los expertos, se trataba de una actuación que no ofrecía demasiadas complicaciones desde el punto de vista técnico. Su presupuesto estimado en 2009 era de unos 65 millones de euros.

El proyecto de Rodríguez Zapatero nunca logró concitar el más mínimo entusiasmo en la vertiente asturiana de Pajares. Tampoco en el PP, que, finalmente, y como parecía cantado desde que Pastor llegó al Ministerio, está decido a dar carpetazo definitivo al asunto. El Gobierno regional tampoco aboga por él. Sí lo hace, en cambio, por prolongar la Autovía del Suroccidente para que tenga salida a León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine