Lne.es »
LAS PROMOCIONES DE LA NUEVA ESPAÑA

Un portal de Belén de marcada tradición y raíces asturianas

LA NUEVA ESPAÑA entrega el domingo la primera figura de su nacimiento regional

19.11.2015 | 04:26
Figura de la Virgen María del Belén Asturiano de LA NUEVA ESPAÑA.

LA NUEVA ESPAÑA siempre busca satisfacer y facilitar la vida de sus lectores. En estas fechas, con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, este diario ha decidido poner en marcha una colección muy especial que hará las delicias de propios y extraños.

A partir de este domingo, con LA NUEVA ESPAÑA se podrán adquirir las figuras de un espectacular Belén Asturiano, ideado y confeccionado en estrecha colaboración con la Asociación Belenista de Oviedo y la Asociación Tradicional Rixu, que ha colaborado para que en este nacimiento esté presente la Asturias rural y campesina, la Asturias costera, marinera y pescadora y la Asturias minera, así como la cultura tradicional, representada por el momento (situado a finales del siglo XVIII-principios del XIX), en la indumentaria de las doce figuras, en la gaita y en el hórreo que hace de portal.

Este domingo, por sólo 1,95 euros más el cupón que aparecerá en el periódico del día, los lectores podrán llevarse a sus casas una de las figuras más especiales: la Virgen María. Una Virgen muy especial, ya que representa una mujer joven vestida con las características de la zona centro de Asturias (Oviedo, Grado, Siero y alrededores). Es decir, con una camisa blanca de lino (camisa-camisón, largo casi hasta los tobillos, de la que sólo se ven las mangas), una saya de "inxertos" (injertos) de colores vivos (varios trozos de tela, de distintos colores, unidos, hasta conseguir el largo de saya deseado), un pañuelo blanco, atado sobre la cabeza "con oreyes" (como representa un famoso grabado de Parcerisa, "Misa de 12 en la catedral de Oviedo"), así como un dengue negro, cruzado sobre el pecho y atado por detrás a la altura de la cintura. No le falta tampoco el mandil de lino (ya que en este contexto del nacimiento podría servir también de paño para recoger al niño o de pañal con que envolverlo).

A partir de la próxima semana, los lunes, miércoles y viernes se entregará una nueva figura por sólo 1,95 euros más el cupón publicado en el diario. Hasta el 18 de diciembre los lectores podrán llevarse a su casa, por orden de entrega, a San José, el Niño Jesús, Baltasar, Melchor, Gaspar, un pastor con una oveja, un marinero, una panadera, un minero, un gaitero, la mula y el buey. Además, por sólo 2,95 euros podrán adquirir también el portal, que al tratarse de un Belén asturiano no podía ser otra cosa que un hórreo.

La personalización de los "belenes" o "nacimientos" de Navidad es una tradición en muchas familias y son numerosos los hogares que destinan siempre un lugar especial para montarlo. Los belenes suelen provocar la admiración de amigos y familiares y cada año, si es posible, se añaden ingredientes nuevos.

La tradición de la historia del Belén se remonta al siglo XIII. En la Nochebuena de 1223, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de la villa italiana de Greccio en una ermita para celebrar la misa de medianoche. Alrededor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento. En el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís.

Aun así, antes de la celebración de Greccio existen antecedentes de la representación plástica del nacimiento de Jesús. Han aparecido restos de belenes en catacumbas romanas y en iglesias y otros lugares ligados al culto cristiano.

Fue a partir del siglo XIV cuando se consolidó en la península Itálica la tradición de ponerlo, tradición que posteriormente se fue trasladando al resto de Europa. A España llegó a mediados del siglo XVIII, cuando Carlos III de Borbón se convirtió en Rey de España. Primero promovió la tradición de montar el Pesebre entre la aristocracia española, pasando luego a convertirse en una práctica popular en toda España y América latina. Hoy en día, la tradición de poner el Belén se mantiene en todos los países católicos. Se montan las figuritas con piezas hechas de madera, arcilla, plástico, metal o incluso hielo (en los países nórdicos se construyen enormes esculturas de hielo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine