Lne.es »

La cara y la cruz de la nieve en Leitariegos

Los esquiadores estrenan contentos las pistas mientras en el pueblo los vecinos lamentan problemas con la señal de televisión: "Los días de crudo invierno es necesaria"

13.01.2016 | 11:13

"Esperamos que esta vez la nieve venga para quedarse una temporada". Éste es el deseo de los amantes del esquí que ayer no quisieron perderse la apertura de un par de pistas de la estación invernal de Leitariegos, situada entre Cangas del Narcea y el municipio leonés de Villablino. Pero a Jesús Matías, presidente de la parroquia rural canguesa de El Puerto de Leitariegos, le preocupa más la televisión. Concretamente la señal de la TDT: "Funciona mal con el mal tiempo. Y los días de crudo invierno, cuando oscurece pronto, se agradece contar con la televisión, pero muchos días no tenemos".

Es la cara y la cruz del temporal de nieve que se avecina para los próximos días en Asturias, y que ha empezado a hacer de las suyas en el Suroccidente. Ayer, hubo celebración en la estación de Leitariegos, pese a que tan sólo pudieron abrir 800 metros de pista. Pero es un triunfo inaugurar una temporada que iba a empezar el pasado 28 de noviembre. "Teníamos muchas ganas de que abriese, llevamos perdido un mes y medio ", comenta Rubén Álvarez, de Caboalles de Abajo.

No sólo los amantes del deporte de invierno esperaban la llegada de la nieve, las escuelas de esquí o los comercios que se dedican al alquiler de equipos también miraban al cielo esperando ver caer el polvo blanco. "Son cuatro meses de temporada y uno y medio ya está perdido, así que estábamos esperando por ella", enfatiza Sergio García. La monitora Elena Cancelas recuerda que ya se han perdido dos puntos fuertes de la temporada, el puente de la Constitución y las Navidades, ahora confía en que el tiempo acompañe para Carnaval y Semana Santa.

A pocos metros de la estación, sobrevive bajo una capa blanca El Puerto de Leitariegos, donde las calles acumulan ya casi el medio metro de espesor. Pero los vecinos como el citado Jesús Matías están acostumbrados. Es más, éste asegura que ha nevado poco para la época que es. "Tuvimos una buena nevada en noviembre pero hasta la semana pasada no empezó a nevar de nuevo y no fue hasta el fin de semana cuando comenzó a hacerlo de forma consistente", relata. Pese a los problemas con la televisión, admite que tiene que nevar: "Es la forma de que se carguen los manantiales y los ríos para que no haya carencia de agua en verano".

La vida de los cuatro vecinos que hibernan en El Puerto pasa estos días pendiente del ganado estabulado y cerca de las cocinas llenas de carbón y leña. Más o menos es lo que hacen también en Somiedo, donde todo está preparado para los próximos días. De momento, sólo ha nevado en las zonas altas, como El Puerto, La Peral o El Valle. Todos tienen las ruedas de nieve puestas en coches y trineos y los armarios llenos de comida. El Ayuntamiento está también en alerta: en las naves municipales ya se amontonan diez toneladas de sal y las dos quitanieves están listas para empezar hoy temprano a abrir carreteras si hace falta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine