Gorka Garaio plantea diferenciar más el asturiano y combatir la idea de su supuesta artificialidad

Explica que la planificación del corpus asturiano para recuperar sus formas diferenciales podría ser una buena manera para ganar prestigio

23.03.2016 | 17:02

El profesor e investigador vasco Beñat Garaio Mendizabal plantea la recuperación del uso en la lengua asturiana de formas bien diferenciadas del castellano para así conseguir un mayor apoyo social y evitar su asimilación por la lengua mayoritaria. Además, cree necesario que el movimiento asturianista genere un discurso que combata "las ideas hegemónicas" de las élites, entre ellas la de la artificialidad de la 'llingua' normativa.

En su estudio incluido en el número 15 de la revista Filoloxía Asturiana, Garaio se refiere a los planteamientos de Kloss (en Trudgill, 2004, pág. 37), que describe dos procesos (Abstand y Ausbau) que permiten diferenciar dos o más variedades. "Mientras que el primero se refiere a una variedad que se distingue de sus vecinos (como podría ser el caso del euskara vis-a-vis castellano o francés), el segundo consiste en una variedad parecida que quiere diferenciarse de aquellas que tienen similitudes", explica Garaio, que pertence además a la población vascoparlante de Euskadi. "El autor", continúa, "pone el ejemplo del catalán (vis-a-vis castellano) y serbo-croata-bosnio, pero la planificación del corpus asturiano que tenga como objetivo recuperar esas formas que lo diferenciaban del castellano podría ser una buena manera para ganar prestigio y, en consecuencia, más adeptos".

En este punto, recuerda que "la mayoría castellano-parlante o la élite anti-asturiano fácilmente defenderá que estamos ante un idioma artificial, de laboratorio, cosa que olvida reconocer el nacionalismo lingüístico español acerca del proceso de elaboración del castellano actual". Se remite Garaio a los estudios del profesor Moreno Cabrera, quien en su ensayo sobre el nacionalismo lingüístico de 2009, recordaba la artificialidad del actual castellano estándar.

Garaio se refiere al proceso actual de asimilación del asturiano por el castellano como un caso de 'Language shift', o cambio del idioma de referencia del individuo, "un fenómeno muy común en el mundo". "El creador del término, el célebre Joshua Fishman describió (1991) situaciones donde los hablantes dejaban de hablar su idioma y en pocas generaciones un idioma podía desaparecer sin que nada pudiera remediarlo. Tiene, como se aprecia, una gran relación con la muerte de las lenguas", señala en su artículo.

A su juicio, "como se puede apreciar, y aunque los cauces deberían ir de otra forma, es decir, investigando exhaustivamente la diversidad lingüística del territorio, fomentando la igualdad y el conocimiento y reparando la represión existente, esa relación entre el idioma castellano y su dialecto asturiano es lo que hay que cambiar si se quiere que el asturiano goce de más prestigio".

En su estudio, Garaio insta además a reforzar el "ejército de activistas" a favor de la oficialidad y la normalización del idioma "hasta convertirse en una amenaza para las élites", y exigir además políticas reales de promoción y no únicamente de tolerancia.

La visión de la diversidad lingüística como una "oportunidad" y no solo como un "derecho", y la advertencia de que la oficialidad no es la "panacea" ("hay y ha habido fracasos notables de idiomas con un
amplio apoyo institucional que no ha revertido la situación") son algunos de los elementos que aporta Garaio en su investigación. *

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine