Lne.es »

Pillan in fraganti en Gijón a los ladrones acusados de robar en más de 20 pisos

La Policía detuvo junto a un edificio del centro a tres varones rumanos que supuestamente pertenecen a una banda

19.04.2016 | 01:39

La Policía detuvo ayer por la mañana en el centro de Gijón a tres ciudadanos de origen rumano acusados de formar parte de la banda itinerante a la que se considera responsable de más de una veintena de robos en pisos que tuvieron lugar en varias poblaciones del Principado durante las últimas semanas. Los presuntos ladrones fueron sorprendidos in fraganti cuando salían de un edificio situado en la calle Casimiro Velasco después de asaltar una vivienda.

En el momento del arresto los funcionarios policiales se incautaron de las herramientas que utilizaban los procesados para acceder a los inmuebles. Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de El Natahoyo tratan ahora de buscar pruebas que relacionen a los detenidos con los robos que se investigan en Oviedo, Avilés y Gijón. Los funcionarios policiales llevaban semanas siguiendo a estos delincuentes. La Comisaría había desplegado un dispositivo especial de vigilancia por todo el casco urbano que, al final, ha dado sus frutos. Los primeros robos, en barrios periféricos de Gijón, apuntaban ya a la presencia en Asturias de una banda organizada que tenía su sede fuera de la región. Los ladrones se trasladaban a las ciudades en las que robaban sólo para cometer los asaltos. Seguían siempre el mismo "modus operandi".

Los delincuentes entraban en los pisos a plena luz del día. Tras colarse en el portal del edificio los acusados llamaban puerta por puerta para localizar las viviendas vacías. Actuaban siempre entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde -el horario en el que precisamente fueron detenidos ayer por la mañana-. Para entrar en las viviendas utilizaban el método del "bumping", una técnica que permite a los delincuentes abrir puertas con sólo dar dos golpes. En la cerradura no queda marca alguna. En algunos casos los investigadores aseguran que las víctimas tardaron varios días en darse cuenta de lo que había sucedido. Los ladrones se llevaban de los inmuebles joyas y objetos de valor pequeños y con los que poder cargar sin problemas. No querían televisores ni aparatos tecnológicos de gran volumen.

La mayor parte de los robos se perpetraron durante la última Semana Santa. La Policía Nacional de Gijón pidió la colaboración ciudadana para que alertaran a la sala del 091 en caso de percatarse de la presencia de personas ajenas en los edificios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine