02 de julio de 2016
02.07.2016
Lne.es »

Casi dos mil familias se han sumado este año al programa de compostaje doméstico de Cogersa

Desde 2009 se ha implantado la clasificación y autogestión de biorresiduos de la huerta y la cocina en 9.163 viviendas asturianas

03.07.2016 | 00:29

Un total de 1.911 familias residentes en zonas rurales o periurbanas de 60 concejos asturianos recibió la pasada primavera de forma gratuita un contenedor especial (compostadora) y la formación necesaria para realizar la autogestión de los biorresiduos generados en la huerta y la cocina a través del compostaje.

El Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) desarrolla desde 2009 esta campaña, en cooperación con los ayuntamientos, a la que se han sumado 9.163 familias, lo que equivale a un alcance de unas 27.000 personas

Participan en esta campaña residentes de las zonas rurales y periurbanas de los concejos de Aller, Amieva, Avilés, Belmonte de Miranda, Bimenes, Boal, Cabranes, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Carreño, Caso, Castrillón, Castropol, Coaña, Colunga, Corvera, El Franco, Gijón, Gozón, Grado, Ibias, Illas, Langreo, Las Regueras, Laviana, Lena, Llanera, Llanes, Mieres, Morcín, Muros del Nalón, Nava, Navia, Noreña, Onís, Oviedo, Parres, Piloña, Ponga, Pravia, Proaza, Ribadesella, Ribera de Arriba, Riosa, Salas, San Martín de Oscos, San Martín del Rey Aurelio, Santo Adriano, Siero, Sobrescobio, Somiedo, Soto del Barco, Tapia de Casariego, Teverga, Tineo, Valdés, Vegadeo, Villanueva de Oscos y Villaviciosa.

De marzo a mayo de este año se impartieron 57 sesiones de formación, en las que participaron 2.248 personas. En el transcurso de las mismas se ayuda a los participantes a conocer las claves de la correcta separación de los biorresiduos y de la técnica del compostaje (triturado, volteado, control de la humedad€). Las clases son impartidas por el servicio de Educación Ambiental de Cogersa y van seguidas de la entrega del contenedor especialmente diseñado para este uso, la compostadora, y de un ejemplar de la Guía del compostaje, que fue editada por el consorcio en 2010.

Esta campaña de Cogersa se complementa con una amplia labor de asesoramiento sobre la separación y el compostaje de residuos orgánicos que llevan a cabo a lo largo de todo el año los educadores del consorcio y los servicios municipales con cada hogar participante. El seguimiento consiste en cursos, visitas, atención telefónica y/o por correo electrónico, etc., y finaliza con una encuesta de satisfacción.

Además, durante los fines de semana de mayo y de junio, el consorcio convoca en las instalaciones de Serín los llamados Encuentros de familias compostadoras, unas jornadas de convivencia e intercambio de experiencias en las que han participado unas mil personas.

El compostaje es una práctica que permite la autogestión (tratamiento llevado a cabo por el propio productor) de los residuos orgánicos de origen doméstico; preferiblemente los restos de alimentos no cocinados (frutas, hortalizas, verduras) y los restos del huerto, las siegas y las podas.

Este sistema trata de imitar y manejar de forma controlada el proceso natural de putrefacción de la materia orgánica en contacto con el aire. Consiste en mezclar, en la proporción adecuada, los diferentes residuos biodegradables, voltearlos periódicamente y vigilar la humedad. El resultado final de este proceso de descomposición aeróbica es un producto sólido denominado compost, que posee unas cualidades que lo hacen apto para su uso como enmienda orgánica en el suelo de huertos y jardines, a los que aporta mejoras físicas (estructura), químicas (nutrientes) y biológicas (microorganismos).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine