17 de julio de 2016
17.07.2016
Lne.es »

Asturias, al borde de la ola de calor

Los termómetros rozarán mañana los 35 grados en Oviedo tras un fin de semana con temperaturas en ascenso y una meteorología más favorable

17.07.2016 | 11:49

Las temperaturas se disparan y si las cosas no cambian, Asturias afrontará a partir de hoy, domingo, su primera ola de calor del verano. El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología, Manuel Mora, anunciaba hace apenas un mes que este sería un verano más seco de lo habitual, pero sin temperaturas sofocantes. Y si entonces Mora apreciaba como algo "difícil" una ola de calor intensa este año en Asturias, este fin de semana se anuncia como una excepción en las previsiones. Hoy los termómetros ya rozarán los 30 grados centígrados en las principales ciudades de la región y para mañana se espera que el mercurio suba hasta los 35 grados de máxima en Oviedo, según el pronóstico de la Aemet.

De por medio fue necesario superar un arranque de verano irregular, con lloviznas y temperaturas a niveles mínimos para estas fechas. La feliz noticia para quienes estaban ávidos de playa es que a partir de hoy se espera que el calor apriete en el Principado. La Agencia Estatal de Meteorología prevé una jornada de cielos despejados pero lo más significativo será el ascenso de las temperaturas. Ayer ya comenzaron a notarse los efectos de la meteorología favorable. Los principales arenales de la región lucieron una estampa típicamente estival. No obstante, los atascos habituales que se producen en la Autovía del Cantábrico, en la salida hacia el arenal de Rodiles, en Villaviciosa, dieron paso a una imagen mucho más calmada. Los refuerzos establecidos por la Dirección General de Tráfico (DGT) para conseguir mayor fluidez en este punto surtieron efecto y en la capital maliayesa, la Policía Local se felicitaba ayer de las medidas establecidas para evitar retenciones.

A las tres de la tarde, en los paneles luminosos de la Autovía del Cantábrico ya se advertía a los conductores que viajaban desde el área central en dirección a Rodiles de que los estacionamientos de la playa se encontraban ya completos. La opción de muchos fue optar por desplazarse a playas próximas como la de La Espasa o La Griega, en Colunga. "Se evitó el colapso y los atascos que se ocasionaban en horas punta", subrayaron desde la Policía Local de Villaviciosa. Los agentes permanecieron en el entorno del arenal en las horas centrales del día para regular el tráfico aunque reconocieron que "se notaron" los efectos de las medidas establecidas por la Dirección General de Tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine