16 de septiembre de 2016
16.09.2016
Lne.es »

"Las intensas lluvias coincidieron con la pleamar", señala la alcaldesa avilesina

16.09.2016 | 04:01
Santos Miguel Alonso, en su empresa de la travesía del Cristal, inundada por la tromba de agua.

El estudio del fotógrafo Javier Granda quedó destrozado, con daños en equipos fotográficos, ordenadores... "En quince minutos se inundó todo. Llevo toda la vida viviendo aquí. Esto es tercermundista, desde que hicieron la obra en la calle viene toda el agua para acá. Estamos literalmente entre mierda, hay compresas y heces flotando", aseveró fregona en mano. Cafeterías, farmacias, librerías, la sede de IU... no hubo bajo de Llano Ponte que se librase de las inundaciones.

Situaciones similares se vivieron en la Avenida de Lugo, en el polígono de Las Arobias y el Reblinco. También en Llaranes, donde las calles Río Agreira y Río Arganza volvieron a anegarse.

La Alcaldesa de Avilés siguió la evolución del dispositivo desde el centro de control de las dependencias policiales e insistió en que las inundaciones se produjeron al coincidir un periodo de "intensas precipitaciones con la pleamar".

Los vecinos de la urbanización Los Balagares (Corvera) también sufrieron las inclemencias meteorológicas, con daños que todavía son incalculables. "El agua llegaba casi a la parte alta de las puertas de los garajes y nadie nos daba una solución", explica una de las vecinas, que achaca la inundación a la falta de conexión del saneamiento con el colector principal, algo para lo que llevan años pidiendo solución. Los bomberos no pudieron llegar hasta pasadas las 19.00 horas y, mientras tanto, fueron los propios habitantes de la urbanización los que trataron de achicar el agua de sus garajes. Otros puntos del concejo se vieron afectados por inundaciones, concretamente en Las Vegas, Los Campos y Villasol, en Cancienes, por lo que el Ayuntamiento habilitó un camión cuba para desatascar las alcantarillas, tupidas después de un verano de pocas lluvias. Además, los bomberos tuvieron que intervenir en Molleda para retirar un árbol de una carretera secundaria.

En Gozón, el agua se volvió a cebar con los aledaños de la playa de la Ribera de Luanco y entró en algunos de los bajos de la calle San Juan y en el plaza de la Ribera, además de en algunos puntos más de la capital gozoniega. En San Juan de La Arena (Soto del Barco) también se vieron afectados algunos bajos de las calles Marqués de Argudín, Bajamar y Rubén Darío.

En Castrillón tampoco se libraron de los destrozos por las intensas lluvias y la Policía Local registró hasta veinticuatro intervenciones. Entre otras incidencias, se produjeron inundaciones en garajes de Salinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine