16 de septiembre de 2016
16.09.2016
Lne.es »

Locales, calles, garajes y bajos, anegados en Langreo y Laviana

El agua obligó a cortar el enlace que conecta La Felguera y Lada e inundó las cocheras del centro de salud de la Pola

16.09.2016 | 04:01
Una furgoneta circula por la calle Julián Duro de La Felguera, totalmente anegada.

Cocheras inundadas, calles intransitables, comercios y bares afectados por el agua y un corte de tráfico de dos horas en el enlace que conecta los distritos langreanos de Lada y La Felguera. Ese fue el balance que dejaron en las Cuencas las fuertes precipitaciones caídas a lo largo de toda la jornadas y que fueron especialmente intensas a primera hora de la tarde.

Los efectos del temporal se dejaron notar sobre todo en la comarca del Nalón, en concreto en La Felguera y en Pola de Laviana. En la primera de estas poblaciones, las lluvias obligaron a cortar el enlace subterráneo que pasa bajo las vías de Renfe para conectar La Felguera y Lada. "Lo que pasa en esta zona es que, cuando las lluvias son intensas, los sistemas de bombeo no tienen suficiente capacidad para desalojar una cantidad tan grande de agua, y el paso se colapsa", indicó Elías López Valles, concejal de Obras y Servicios Operativos del Ayuntamiento de Langreo.

Según aseguró el representante del Consistorio la circulación estuvo interrumpida por espacio de dos horas, "entre las cuatro y la seis de la tarde aproximadamente y, por las noticias que tenemos, sin que ningún coche quedara atrapado dentro del enlace".

La acumulación de agua en las calles fue una constante en varias zonas del concejo, pero la calle Julián Duro y su entorno fue el lugar más afectado por el temporal. Las intensas lluvias provocaron que se colapsara el sistema de alcantarillado y que el vial quedara anegado, amenazando los comercios y negocios hosteleros de la zona. "Hay establecimientos con las entradas a ras de suelo y cocheras que, al parecer, se han visto afectados, pero no hay una estimación concreta", precisó el edil langreano.

Uno de los hosteleros de los establecimientos de la calle Julián Duro, Javier Garnica, explicó que "fue cosa de poco tiempo; empezó a llover con fuerza y en una hora o menos ya estábamos así. Yo he tenido suerte porque hay un pasillo hasta la calle, pero hay otros locales en los que la gente ya estaba limpiando el agua de la puerta", aseguró el hosteleros langreano. Según indicaron empresarios y vecinos de la zona, las conducciones actuales están muy desgastadas en algunos tramos y hay mucha tierra acumulada, lo que evita que el agua sea evacuada con la suficiente celeridad para impedir que se inunde la calle.

En la zona alta del valle del Nalón los problemas se concentraron en Laviana, donde la lluvia dificultó la circulación en algunas calles e inundó parcialmente las cocheras del centro de salud de la Pola, utilizadas también por otras entidades públicas. "Ha habido suerte porque justo ha dejado de llover cuando empezaba acumularse agua en los bajos. Los sumideros han empezado entonces a desalojar agua y se ha solventado la situación", indicaron desde la Policía Local de Laviana.

En la zona de San Martín del Rey Aurelio no se registraron percances de consideración, según informó la Policía Local, que a última hora de la tarde no había recibido avisos sobre incidencias graves en el concejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine