02 de agosto de 2017
02.08.2017

Sanidad opta por alquilar resonancias y TAC porque es más barato que comprarlos

El Principado elige el arrendamiento porque permite diferir gastos en varios años El escáner de Arriondas costará 100.000 euros al año

02.08.2017 | 03:58
Equipo de TAC en el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres.

El elevado coste de la tecnología sanitaria ha impulsado a la Consejería de Sanidad del Principado a alquilar algunos equipos debido a que esta opción resulta más económica que la compra. Ésta es la fórmula que acaba de ser elegida para incorporar un TAC (escáner) al Hospital de Arriondas, cuyo arrendamiento salió ayer a concurso con un precio de 412.368 euros por cuatro años (es decir, algo más de 100.000 euros al año). La fórmula del alquiler también ha sido empleada recientemente para instalar un TAC en el Hospital de de Cangas del Narcea y una resonancia magnética en el Hospital de Cabueñes, de Gijón. Por dar una idea del volumen económico del que se habla, cabe señalar que el coste de adquisición de la resonancia de Cabueñes se situaba en el entorno de los 1,6 millones de euros. Eso explica que se haya optado por arrendarla.

Según la Consejería de Sanidad, parte del equipamiento de la red sanitaria pública de la región está "obsoleto" y presenta "unos costes de mantenimiento altos". Por otra parte, agrega Sanidad, "en los equipos de ultima generación observamos que los costes de mantenimiento se reducen de manera sustancial". La consecuencia es que "por poco más dinero del que se esta pagando por el mantenimiento del antiguo, podemos contar con un equipo nuevo arrendado, incluyendo su mantenimiento todo riesgo".

Actualización permanente

Esto es lo que sucede con el futuro TAC del Hospital de Arriondas, que habrá de sustituir al que funciona en el momento actual. El nuevo equipo es de 16 cortes, lo que significa que se trata de una máquina de prestaciones modestas (las hay mucho más potentes), pero suficientes para la expectativas diagnósticas del centro hospitalario del oriente de Asturias. El servicio de Radiodiagnóstico dispone, además, de una ecografía, dos salas convencionales de radiología, un ecógrafo y un telemando digital.

Lo que más está costando al Hospital de Arriondas es encontrar un radiólogo que se sume a los tres de la actual plantilla. La plaza fija ofertada en un concurso-oposición fue obtenida por una profesional que renunció a ella y ha preferido seguir siendo interina en Cabueñes. Ahora la plaza ha sido ofertada a otra radióloga que también aprobó el proceso selectivo pero que inicialmente no había obtenido un puesto. Estas dificultades para hallar especialistas se reproducen también en los otros hospitales de las alas de Asturias. En este caso, con el factor añadido de que los radiólogos escasean en toda España y pueden elegir dónde prefieren trabajar.

La licitación de un TAC para Arriondas publicada ayer en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) estipula que se trata de un arrendamiento "sin opción de compra". Se trata de un procedimiento que, con respecto a la compra, ofrece ventajas en caso de "ausencia de crédito presupuestario para un solo ejercicio" ante la necesidad de acometer inversiones urgentes y de alto valor, subraya Sanidad. De este modo, se convierte en interesante acudir a operaciones de arrendamiento a varios años frente a la compra y pago en un solo ejercicio económico. Otra ventaja aducida por la Administración sanitaria: la alternativa del alquiler "permite estar permanentemente actualizado desde el punto de vista tecnológico, ya que un arrendamiento a 4-6 años te permite renovar el equipo antes de que entre en obsolescencia funcional y técnica".

¿Interesa esta fórmula a las empresas que fabrican alta tecnología sanitaria? Fuentes del Principado sostienen que sí, entre otras razones porque "el arrendamiento con inclusión del mantenimiento anual les garantiza un negocio a medio y largo plazo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine