07 de mayo de 2018
07.05.2018

Tiempo de chapuzones: las piscinas naturales de Asturias que no te puedes perder

Repasamos los cinco enclaves más destacados para pasar el calor en el Principado

09.05.2018 | 04:00

¿Ganas de refrescar? La primavera ha hecho estos días que suban los termómetros. Apetece un baño y, aunque Asturias ofrece espectaculares playas, te ofrecemos como alternativa las mejores piscinas naturales para que elijas la que más te conviene (o la que más te apetece fotografiar).

Olla de San Vicente

Los vecinos de este enclave son conscientes desde hace años de que tienen entre sus manos un auténtico paraíso natural. Tanto que muchos han llegado a pedir incluso que se acordone esta zona (aquí te lo contamos). La Olla de San Vicente es uno de los parajes naturales más atractivos del Pricipado. Además en los alrededores de río Dobra se pueden hace varias rutas en familia adecuadas para todos los públicos.


Piscinas naturales de Tapia de Casariego

Es una de las piscinas naturales más conocidas de Asturias. Y la verdad que no es para menos. El paraje admite poca comparación. No en vano este es, además, uno de los enclaves más visitados del Principado. Merece la pena la visita a pesar de que quede un poco lejos de las grandes ciudades de Asturias.


Piscina de Folgueiróu (Illano)

Separada 60 kilómetros de la anterior se sitúa la piscina de Illano, menos conocida pero con mucho encanto por situarse a los pies de la montaña y con un completo área recreativa. Se trata de la piscina de Folgueiróu. Dispone además de bolera, campo de fútbol y campo de tiro al plato y en ella se encuentran también el Centro de interpretación de la Naturaleza, la piscina municipal y la Oficina de información y turismo. Desde ella se avistan diversas localidades del entorno, con bosques de especies autóctonas (carballos, castaños, tejos, abedules, etc.) y desde la zona abierta al sur, se visualiza el cauce del embalse de Doiras.



Playa de Gulpiyuri

A medio camino entre una playa y una piscina natural, Gulpiyuri ofrece al visitante un paraje inmejorable aunque (eso es cierto) cada vez más masificado. Hay que tener cuidado sobre todo en los meses de verano.


Río Trubia

Y que no se diga que en Asturias no hay ríos en los que bañarse. Uno de los más comunes para eso es el río Trubia. La zona más común para bañarse es en los alrededores de la propia localidad de Trubia.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine