25 de mayo de 2012
25.05.2012

Un alcalde en la memoria

El Ateneo Republicano homenajeó a José Fernandín al cumplirse el 74.º aniversario de su fusilamiento

25.03.2012 | 06:45
De pie, José Fernandín, Amanda y Fernando con una familiar.

Piedras Blancas,


Inés MONTES


Este mes se cumplen 74 años del fusilamiento del primer y único alcalde socialista del concejo hasta 1936. José García López, conocido como José Fernandín, fue elegido alcalde en 1931, depuesto en 1934 volvió a la Alcaldía en febrero de 1936. Durante la guerra civil española fue hecho prisionero, en octubre de 1937 por las tropas sublevadas y fusilado en el cementerio de Ceares (Gijón) en marzo de 1938. El Ateneo Republicano de Castrillón, organizó recientemente un homenaje a José Fernandín al que acudieron sus descendientes que residen en el concejo.


«José Fernandín y sus colaboradores reaccionaron rápidamente ante el golpe de Estado. El jefe de puesto de Piedras Blancas de la Guardia Civil se marchó a Oviedo donde se sublevó. Las últimas actuaciones del alcalde socialista fueron organizar un concejo sumido en la guerra, organizar a los refugiados, abastecer a la población y convivir con las milicias», explica el historiador Pablo Martínez Corral, autor junto con Rubén Chimeno del libro «El Castrillón de la II República y la Guerra Civil».


José Fernandín emigró a Estados Unidos y retornó a Castrillón en 1906, año en el que abrió un establecimiento hostelero, el merendero Casa Alicia, en La Castañalona que aún sigue gestionando su familia. Asimismo, trabajó en la real Compañía Asturiana de Minas (RCAM) en Arnao empresa en la que fue elegido secretario del sindicato metalúrgico, según Pablo Martínez. «El bar de La Castañalona fue muy célebre porque las discusiones políticas estaban a la orden del día. Eran los tiempos del reinado de Alfonso XIII y del inicio de la dictadura de Primo de Rivera», explica el historiador castrillonense.


La entrada de las tropas franquistas en Castrillón obligó a José Fernandín a dejar el concejo y se embarcó en el vapor «San Juan de Nieva» pero fue apresado por los sublevados y conducido a la localidad de Camposancos (Galicia). Allí fue reconocido en enviado de nuevo a Asturias a finales del año 1937. Fue juzgado por rebelión e ingresó en la cárcel del Coto (Gijón). El 5 de marzo de 1938 fue fusilado en el cementerio gijonés de Ceares. Su familia corrió la misma suerte. «Su mujer Amanda desapareció y hoy, gracias a los archivos sabemos que murió cerca de donde su marido fue fusilado, en Ceares. Su hijo Fernando también fue procesado, juzgado y fusilado en el mismo lugar que sus padres unos meses más tarde», señala Pablo Martínez.


José Fernandín fue recuperado por la primera Corporación democrática que puso el nombre de Alcalde José Fernandín a la entonces calle principal de Piedras Blancas. En 1998, un grupo de castrillonenses fundaron la Asociación Cultural Alcalde José Fernandín y el PSOE local instituyó un premio con ese nombre.


El primer premio «Alcalde José Fernandín» lo recibió a título póstumo José Carlos Fueyo que presidió la Asociación Amigos del orfeón de Castrillón y Cáritas. En la segunda edición el galardón fue para la primera Corporación democrática salida de las elecciones municipales de 1979. La tercera edición del premio recayó en la asociación de discapacitados físicos de Avilés y comarca (Difac) y la siguiente para la ex senadora socialista, Nelly Fernández. En el año 2010 se entregó el, hasta ahora, último premio que fue para el sindicato SOMA-FIA-UGT. El Ateneo Republicano del concejo recogió el testigo y homenajeó hace unos días al último regidor republicano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine