El PSOE aplaza la rebaja del recibo mínimo del agua mientras el servicio no sea público

El gobierno local propone bonificaciones en el IBI para los propietarios de viviendas más castigados por la revisión catastral de 2013

21.10.2015 | 02:23

Los socialistas no plantearán la rebaja del recibo mínimo del agua hasta que el servicio no vuelva a manos públicas. Actualmente, el gobierno local está negociando con la adjudicataria, Asturagua, con vistas a remunicipalizar el servicio dado que el contrato con la empresa vence el próximo mes de febrero. "Creemos que lo prudente es que la rebaja del mínimo del agua se trate en ejercicios posteriores, cuando el servicio esté plenamente bajo control municipal, cuestión que esperemos que ocurra a primeros del próximo año", indicó el regidor socialista, Jorge Suárez, que reconoció que esa propuesta estaba recogida en el programa electoral con el que el PSOE ganó las elecciones municipales del 24 de mayo.

Esta es una de las principales propuestas presentadas por el gobierno en la comisión de Hacienda celebrada ayer por la mañana. Durante la reunión, los socialistas pusieron sobre la mesa su plan de ordenanzas fiscales, fijándose sobre todo en el IBI.

La intención del gobierno es mantener la reducción del tipo de gravamen en el 0,76 por ciento. Eso sí, la intención del gobierno es beneficiar fiscalmente a los propietarios de bienes inmuebles que más sufrieron la subida derivada de la revisión catastral de 2013. "Esta revisión afectó a los inmuebles ubicados en suelos catalogados en el planeamiento como núcleo rural, mediante el establecimiento de una bonificación del 40 por ciento en la cuota que corresponde a los suelos sin edificar y una bonificación del 50 por ciento a favor de los inmuebles en los que se desarrollan actividades económicas", indicó el regidor, que recordó que esa propuesta es la misma que realizó el PSOE cuando formaba parte de la oposición.

Los socialistas insistieron además que "es el máximo esfuerzo que pueden hacer" teniendo en cuenta las dificultades económicas del Consistorio. El gobierno destacó además su interés en afrontar el pago de la deuda de los propietarios de Balbín, que suma unos dos millones de euros, y hacer frente a la anualidad correspondiente a los créditos suscritos en virtud del plan de pago a proveedores, que suponen otros siete millones de euros. "Esto es lo supuso aprobar un plan de ajuste por imperativo del Ministerio de Hacienda que debemos respetar", señaló el Alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine