16 de marzo de 2016
16.03.2016

"Son los peores datos de la rula en la última década", critica la Cofradía

"Virgen de las Mareas" ve con preocupación que la misión del nuevo gerente de atraer embarcaciones a Avilés "brille por su ausencia"

16.03.2016 | 03:54
Primeras descargas de xarda en la rula de Avilés en la campaña del año pasado.

Los malos datos que acumula la lonja avilesina en lo que va de año, con una caída de ventas del 38 por ciento respecto al año pasado, da alas a la cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas" para insistir en la mala gestión de las instalaciones y en la "desbandada" de embarcaciones hacia otros puertos, como Gijón o Burela. "Son los peores datos de la rula en la última década", sentencian los responsables de la entidad. La Cofradía afirmó ayer que el plan de fidelización de armadores y compradores que puso en marcha la sociedad "Nueva Rula de Avilés" "parece que no está surtiendo efecto". "La tarea del nuevo gerente de captar barcos brilla por su ausencia. Las embarcaciones de aquí se han ido y eso se nota en la facturación. Los datos no dan la razón al director general de Pesca, que dijo que en Avilés hay más barcos y que estos son fieles", aseveran los responsables de "Virgen de las Mareas".

Los dirigentes pesqueros ponen el énfasis en que las previsiones positivas del presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, sobre 2016 no se están cumpliendo: "Dijo que la capacidad de la rula permanecía intacta, igual que el interés de compradores y vendedores, pero los números son incontestables". Aseguraron, así mismo, que las baja cifra de descargas no están relacionadas con el mal tiempo y pusieron de ejemplo el puerto de Gijón, donde se han duplicado las ventas de pescado.

La cofradía de pescadores mantiene su interés por hacerse con la mayoría de las acciones de la sociedad que controla la rula, aunque asegura que no se fía del resultado de la auditoría que ha encargado la Autoridad Portuaria para analizar la viabilidad de las instalaciones pesqueras. "En su momento manifestamos nuestro interés por recuperar la gestión, pero el mismo está supeditado a un informe económico y a un plan de futuro que, vistas las perspectivas, pinta problemático. El problema es que nosotros propusimos que ese informe lo realizaran personas de nuestra confianza, pero nos dijeron que no y por eso dudamos de su credibilidad. Una vez lo tengamos, analizaremos el informe, debatiremos y haremos o no una oferta", concluyeron las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine