31 de enero de 2017
31.01.2017

Asturias confía en el nuevo secretario de Estado de Pesca para lograr cupos "justos"

La consejera de Desarrollo Rural pide cita a Alberto López-Asenjo para defender otro reparto de las cuotas de xarda

31.01.2017 | 03:52
Cajas de xarda recién pescada, durante la costera de 2016, en la rula de Avilés.

La Consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado, María Jesús Álvarez, anunció ayer su intención de reunirse "de forma inmediata" con el nuevo Secretario General de Pesca, el asturiano Alberto López-Asenjo, para trasladarle las reivindicaciones de Asturias respecto al cupo de pesca de la caballa (xarda) y otras cuestiones a su juicio "injustas" que afectan a la pesca artesanal.

Después de que el domingo se reunieran en Gijón los pescadores asturianos de artes menores para analizar qué posibilidades tienen de lograr el cierre del caladero del Cantábrico en señal de protesta por los exiguos cupos de xarda que corresponde a los barcos asturianos, Álvarez explicó que, si bien no va a entrar a juzgar esa decisión de los pescadores, sí que la distribución del cupo de caballa "perjudica de forma muy importante a Asturias".

En declaraciones a los medios, la Consejera dijo que un mejor reparto del cupo "sigue siendo una reivindicación del Gobierno del Principado al Ministerio". "Es algo que habrá que hablar con el nuevo Secretario General", recalcó.

Después de felicitar a Alberto López-Asenjo por su nombramiento -sustituye al gallego Andrés Hermida, la dirigente socialista ha avanzado que tiene previsto reunirse con él para plantearle la posición de Asturias de reivindicación contra "algo que es injusto y que no puede continuar siéndolo". Y añadió: "El Ministerio tiene capacidad para articular una forma de reparto que sea más adecuada a criterios de equilibrio y justicia".

Litigio enconado

Los pescadores asturianos llevan cuatro años peleando porque se les reconozca el derecho a pescar "al menos tantos kilos de xarda como los del resto de la Cornisa"; incluso han pleiteado y ganado en los tribunales, pero el Gobierno central se niega a modificar los criterios asimétricos que emplea para el reparto de la cuota de caballa asignada por la Unión Europea para España, que el año pasado menguó un 15 por ciento y que para éste se quedará en 32.931 toneladas una vez descontada la multa de 5.500 toneladas que España debe afrontar por la sobrepesca en que incurrió en 2009.

Esa cifra supone un incremento del 8 por ciento respecto a la cuota adaptada de la que dispuso España en 2016 y de la misma (32.931 toneladas) poco más de dos mil toneladas acabarán en las bodegas de los barcos asturianos, cuyos armadores critican que con tan poco recurso para pescar la costera apenas dura diez días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine