Blog 
Current News
RSS - Blog de John Gussman

El autor

Blog Current News - John Gussman

John Gussman

Sobre este blog de Economia

Noticias de actualidad, tendencias y otros


Archivo

  • 19
    Febrero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Economia Oviedo

    ¿Risas o miedo? La coulrofobia cada día más presente

    Una fiesta infantil debe ser sobre todo una celebración muy divertida. Las comuniones y los cumpleaños de los más pequeños suelen ser para ellos todo un acontecimiento que esperan con ansia y gran expectativa. Por eso, los encargados de preparar la ocasión deben procurar que nada enturbie un día tan especial.

    El problema es que no siempre esto es tarea fácil. Acertar con un menú que guste a todos, escoger juegos seguros o animadores buenos resulta a veces complicado. Pero si en algo hay que tener especial cuidado, es en no introducir algún elemento que, a la postre, podría disgustar profundamente a algunos de los asistentes. Este es el dilema al que se ha enfrentado toda la vida la figura del payaso en las celebraciones infantiles.

    ¿Risas o miedo? La coulrofobia cada día más presente

    Fiestas infantiles con payasos ya han quedado en el pasado

    Hay algunos componentes que están presentes ya en prácticamente todas las fiestas infantiles. Tal es el caso de las animaciones, juegos inflables como los castillos hinchables, o los pintacaras. Sin embargo, el payaso de siempre ha perdido gran popularidad en los últimos años, esto se debe al miedo que despierta en alguno de los niños, e incluso en alguno de los adultos.

    Este pánico hacia los payasos se llama coulrofobia, y viene recogida en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Desórdenes Mentales. Se trata de un miedo irracional a esta figura que, según los expertos, quienes lo padecen suelen desarrollar a los dos años de edad para desaparecer poco a poco a media que se crece, persistiendo de adulto en tan solo un 2% de los casos. En el caso de que este terror a los payasos no haya desaparecido al hacerse mayor, es cuando realmente se puede considerar un problema que puede requerir ayuda.

    En algunas ocasiones se trata de un problema realmente grave, asociado a problemas de ansiedad muy fuertes. Las personas que sufren de coulrofobia pueden presentar dificultades para respirar, taquicardias, sudores, sequedad de boca, etc. En los peores casos, los afectados sufren síntomas en momentos en los que no están en contacto con los payasos, como por ejemplo insomnio y pesadillas.

    ¿Pero por qué se desarrolla esta fobia?

    Un susto causado por un payaso a una edad muy temprana es una de las causas que puede originar este temor irracional a los mismos. Se trata de un momento en la vida del niño en la que cualquier actitud extraña, o simplemente un mal gesto, puede traumatizar a este con respecto al elemento que lo causó.

    Pero los rasgos que caracterizan al payaso,tales como su rostro deforme, su nariz redonda y roja o su enorme boca, también pueden explicar la fobia de algunos niños por ellos. Estos encuentran muy extraños dichos rasgos, lo cual les puede producir un gran temor.

    Otro motivo por el que algunos pequeños podrían sentir tanto miedo por los payasos es por no saber qué hay realmente tras el disfraz. Los niños pueden llegar a pensar que si este no quiere mostrar su verdadero rostro, quizás sea porque se trata de un ser verdaderamente extraño.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook