Blog 
Y mañana más...
RSS - Blog de FILIPPO PRIORE

El autor

Blog Y mañana más... - FILIPPO PRIORE

FILIPPO PRIORE

Nacido en Asturias en 1972, residente en Gijón y de origen italiano, en abril del 2010 le fue diagnosticado linfoma NT de células T periférico. Sometido a dos trasplantes de médula ósea en la Unidad de Trasplante Hematopoyético del HUCA, en la actualidad continua su lucha diaria contra la enfermedad...

Sobre este blog de Salud

La vida y el día a día de una persona afectada por un Linfoma NH, su experiencia personal, sus ilusiones, sus aficiones...; todo bajo un prisma de esperanza y optimismo, pero sin escapar de la realidad de una enfermedad dura y penosa, que junto con otras de tipo hematológico como leucemias y mieloma...


Archivo

  • 23
    Junio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud

    Nadena0617

    Pocas cosas pueden superar la felicidad de un niño en verano
    https://www.youtube.com/watch?v=qfNmyxV2Ncw

    Son las doce menos veinte de la mañana, de este miércoles 23 de Junio, cuando comienzo a escribir el Blog. En Asturias nos hemos vuelto a despertar con un día nuboso y con algún que otro chubasco, aunque lo peor es que la temperatura sigue apenas superando los 20 grados. No sería mala cifra si no fuera porque hace poco más de 48 horas estábamos por encima de los 35. Con cambios tan bruscos, normal que los cuerpos se resientan.

    Acabo de volver de Oviedo, adonde fui esta mañana para tener conocimiento de los resultados de la radiografía de pecho y la analítica que ayer me habían practicado. La mayoría de vosotros a estas alturas creo que sabréis que tras mi periplo turístico por tierras caribeñas, nada más volver, desarrollé una neumonía por la que tuve que estar ingresado algunos días. Como se suele decir, los excesos a veces se pagan, aunque si hubo un exceso en mi viaje a Cuba, fue el del maldito aire acondicionado del avión, tanto a la ida, como a la vuelta. Esa es la causa más probable de que la bacteria más habitual causante de la neumonía, decidiera hacer fiesta conmigo.

    Lo importante es que desde el primer momento respondí muy bien a los antibióticos, como así además se ha ratificado a la luz de los resultados que me han dado hoy. De hecho, la hematóloga hasta estaba un tanto sorprendida pero al tiempo feliz, de que en tan poco tiempo la neumonía hubiera desaparecido y no fuera en absoluto visible ya en la placa. Según me comentó, en ocasiones son necesarias semanas y hasta meses para que no quede ni rastro de ella en las pruebas radiológicas.

    Os confieso que he respirado al conocer los resultados, porque justo ayer había vuelto a empezar con dolores lumbares, que fueron el primer síntoma que noté, nada más poner el pie en Asturias tras el mencionado viaje. Si a eso le añadís que esta mañana tenía alguna decimilla, podréis entender que fuera a la consulta con bastante preocupación. Pudiera ser por ello que lo ahora mismo tengo, no sea sino el enésimo virus respiratorio que llevo en lo que va de 2017, provocado seguramente por el brutal cambio climatológico al que también os hacía referencia al inicio del post.

    Ahora no me queda sino completar el tratamiento con mi mejor ‘amigo’: el levofloxacino; un antibiótico especialmente indicado para luchar contra episodios de neumonía y que hasta la fecha, en mí ha sido de lo más efectivo. Aparte de eso, beber mucho líquido. Es algo que no siempre cuido como debiera, pero que ahora, estando con antibióticos, debo vigilar aún más si cabe.

    En fin, que he de tratar de ser positivo y de confiar que con la entrada del verano, se acaben de una vez por todas estas historias mías con catarros, gripes y neumonías varias. Es una época esta en la que por lo general, los virus se toman también vacaciones.

    Y es que no ya es tanto por mí (que por supuesto soy el primero en sufrir cada uno de estos episodios), sino por todos los que me rodean, a los que condiciono de tal modo que solo quienes lo padecen, pueden entender. Lógico que la cabeza en estas situaciones de rabia y frustración, vayan por donde no convendría que fueran… Y para colmo, ello provoca que mi irritabilidad se desborde, lo que hace de mí la peor de las compañías posibles, en contra de lo que muchos pudierais suponer. Afortunadamente hasta ahora, nunca han faltado tampoco a mi alrededor, personas que en esos momentos de debilidad mental, me ayudaran a superarlos. Aunque lo ideal sería aprender a ser yo mismo quien los supere. Que ya va siendo hora…

    Por lo que se refiere a próximas revisiones y consultas, tengo cita para finales de julio. Cruzo los dedos para que no tenga que anticiparlas. Como me gustaba escribir en los inicios de mi Blog, la mejor noticia que podéis tener de mí por aquí, es sencillamente no tener noticias. Que así sea.

    ¡Ah!, que casi se me olvida: el haber elegido como enlace musical una canción de Aerosmith (una canción además que me trae muy buenos recuerdos) no ha sido casual. Es mi pequeño homenaje para un grupo que en los próximos días visitará España, en lo que es su gira de despedida de los escenarios. Me hubiera encantado ir a verlos a Madrid (ni os cuento a Tenerife), pero no se puede tener todo. Ya fui en mayo a ver a Guns N’Roses a Bilbao, así que no puedo quejarme. Y por otra parte, en estos momentos me pilla un poco debilucho como para aguantar un concierto de rock al nivel que la ocasión se merece. ¡Ay!, ¡quién pillara de nuevo aquellos años 90!

    Un fuerte abrazo, feliz noche de San Juan, y mañana más…

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook