Un argayu en Corigos corta durante más de 24 horas la principal carretera de Aller

 11:56  
Una máquina retira los restos del argayu en el Corredor del Aller.
Una máquina retira los restos del argayu en el Corredor del Aller. Camporro

Los técnicos de Infraestructuras achacan el desprendimiento en la vía de San Isidro a las últimas lluvias

Corigos (Aller),
Leoncio CAMPORRO
Un intempestivo desprendimiento de rocas en un talud del Corredor del Aller, localizado en el kilómetro 10 de la citada AS-112, corta desde la noche del pasado lunes la principal vía de comunicación del valle del Aller. El argayu se produjo en las cercanías de la glorieta de Corigos, generando un importante colapso de tráfico. Por fortuna, el suceso se saldó sin víctimas. La ladera cedió, proyectando un copioso montón de escombros que bloqueó por completo uno de los carriles de circulación sin alcanzar, por suerte, a ninguno de los vehículos que en esos momentos circulaban por la vía. Tras el alud de tierra se personaron en el lugar del accidente varios efectivos de la Policía Local de Aller que, tras cortar el tráfico en el tramo Moreda-Corigos del Corredor, desviaron todo el flujo circulatorio hacia la antigua carretera general que discurre por Oyanco y Piñeres.
El desprendimiento hizo que se personaran en el lugar de los hechos varios técnicos de la Consejería de Infraestructuras, así como el ingeniero director de la obra del Corredor del Aller, Francisco Cosmen. Igualmente, también acudieron los técnicos de Ferrovial que dirigieron los trabajos de construcción de la carretera en este tramo. Todos analizaron in situ el alcance del argayu y estudiaron las medidas correctoras a adoptar para sanear la ladera y frenar nuevos desprendimientos de tierra. Tras señalizar correctamente la zona y desviar el tráfico, medidas que quedaron activas durante toda la madrugada del martes, ayer mismo por la mañana se iniciaron las labores para retirar la tierra desprendida de la carretera.
La zona afectada cuenta con un talud muy vertical y estratigráficamente descompuesto debido a que en este punto se localiza una antigua bocamina de carbón que perteneció al Grupo de Montaña de Duro Felguera, que explotó en su día las capas Caleras y Matona, y que en este momento canaliza las aguas de escorrentía de la ladera, lo que sirvió de catalizador para descomponer los estratos.
Los trabajadores que ayer retiraban los escombros barajaban que éstos pudieran ir a parar a la capa de rodadura del Corredor. A última hora de la tarde de ayer el tráfico en el Corredor permanecía cortado. Los técnicos del Principado esperan que en breve se solucione la anomalía y que pueda reabrirse al tráfico la principal arteria de comunicación rodada en el municipio. En Aller se están desarrollando actualmente obras para ampliar la carretera, concretamente en el tramo Corigos-Cabañaquinta, en el que dieron comienzo los trabajos hace un mes. El proyecto es clave para el desarrollo del alto Aller.

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Mallorca | El Diari | Emporda | Faro de Vigo | Informacion | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Malaga | La Opinion de Murcia | La Opinion de Tenerife | La Opinion de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regio 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Loteria de Navidad | Oscars | Premios Goya