Los pescadores reclaman el cierre del espigón para aumentar el calado del puerto candasín

«Antes de realizar otras inversiones deberían cerrar 20 o 30 metros la cabecera del muelle», asegura el patrón mayor, José Ángel Gutiérrez

31.03.2012 | 05:34

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


Los pescadores reclaman una rápida intervención del Principado de Asturias para solucionar los problemas de calado del puerto de Candás. Ante las previsiones de los dirigentes regionales de invertir en ampliaciones en el dique candasín, desde la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora del Rosario se ha pedido que, en primer lugar, se dé solución al escaso calado del puerto, ya que «no es de recibo que se pretenda traer veleros de Centroeuropa cuando no hay calado», explica el patrón mayor de la Cofradía, José Ángel Gutiérrez.


«Recientemente los pantalanes quedaron en seco, y hemos tenido metro y medio de profundidad en la cabecera del muelle, con las embarcaciones pegando abajo», añade Gutiérrez. «Pedimos a Puertos que, de invertir dinero en Candás, lo haga en el cierre del espigón, ya que así ganaremos en seguridad, un 50 por ciento más, y eso además permitirá hacer más calado», detalla el patrón mayor.


Eso sí, los pescadores no se oponen a las ampliaciones proyectadas por la Dirección Regional de Puertos, que incluyen la creación de un centro de control marítimo de embarcaciones deportivas. Solucionando el calado, «entonces sí veríamos con buenos ojos las demás inversiones», asegura Gutiérrez. El coste no sería tan grande, a juicio de los pescadores. «Cerrar 20 o 30 metros la cabecera del muelle para contener la arena y que la mar no entre como Pedro por su casa no sería una inversión tan grande», señala.


Y es que el cierre de la bocana, que se conseguiría mediante la ampliación del dique de contención conocido como El Espigón, extendiéndolo hacia la cabecera del muelle, solucionaría de golpe los dos principales problemas de las embarcaciones en Candás, el calado y la seguridad, como señala Gutiérrez. «Conseguiríamos así más seguridad en el puerto, evitando desperfectos en embarcaciones y hundimientos», aclara.


La petición de los pescadores de cerrar la cabecera del muelle tiene ya más de una década, prácticamente desde la inauguración del nuevo puerto, a pesar de que hasta ahora ha sido desoída, aun cuando los distintos gobiernos regionales han mostrado predisposición a ejecutar la actualización del caladero candasín. El escaso calado del puerto provoca frecuentes problemas en las embarcaciones de pesca.

Enlaces recomendados: Premios Cine