Lne.es »

Muere aplastado por la caja de su tractor cuando abonaba un prado en Cabranes

Un vecino encontró aún con vida a Gonzalo Oro, de 58 años y residente en Valbuena, que logró bajarse del vehículo, pero falleció al poco tiempo

27.01.2016 | 04:14
El cuerpo de Gonzalo Oro, tendido en el suelo junto al tractor, mientras su hermano (camisa de cuadros), vecinos y Guardia Civil esperan la llegada del juez para proceder al levantamiento del cadáver.

Gonzalo Oro Arce encontró ayer una trampa mortal en su tractor, con el que estaba abonando un prado en Valbuena (Cabranes). Eran sobre las cuatro de la tarde cuando el vehículo, un Pascuali antiguo, se averió. Se partió el eje, lo que provocó que la caja cediera, se le viniera encima y aplastase al hombre contra el volante, según contaron testigos. A duras penas pudo bajarse del tractor, pero no logró moverse más. Al poco falleció. Tenía 58 años. Es la segunda víctima mortal de un tractor en tres días, pues el pasado sábado un hombre murió en Grado.

Un vecino que pasaba junto a la finca, que linda con la carretera que comunica Valbuena con Viñón se dio cuenta de que el cabranés estaba en apuros y acudió a socorrerle. Con él fue con quien Gonzalo Oro Arce cruzó sus últimas palabras. El médico que le asistió ya no pudo hacer nada por su vida, porque el peso de la caja le había aplastado causándole heridas de muerte. El fallecido no estaba casado y vivía con sus padres, ya mayores, para los que su desaparición ha sido un gran golpe.

Al lugar acudió también su hermano y otros vecinos, que se ocuparon de custodiar en el lugar del accidente el cuerpo sin vida de Gonzalo Oro durante varias horas que se les hicieron interminables hasta que al final llegó el juez para proceder al levantamiento del cadáver. Además, acudió la Guardia Civil y personal de la funeraria.

"Es como un mazazo", expresó una de sus vecinas, que también esperaba en la carretera a que el magistrado autorizase retirar el cuerpo sin vida de este vecino de Valbuena (Cabranes). A su lado, otra mujer más joven explicó que sentían como si les hubieran dado una "patada en el estómago". Todos sus paisanos están afectados por su muerte porque Valbuena es un pueblo en el que sólo hay censadas ocho personas, aunque realmente viven alrededor de una docena, y todos se conocen.

El alcalde de Cabranes, Gerardo Fabián, acudió para arropar a vecinos y familiares. "Siempre se van los mejores", lamentó el primer edil. "Estaba trabajando todo el día. Su vida era trabajar", indicó. También recuerda que era "agradecido" y de "esa gente que pones de ejemplo de una vida dedicada a los demás". Estaba al frente de una de las pequeñas ganaderías que aún subsisten en el concejo. "Son de estos vecinos de los que sientes su pérdida. No tienes manera de explicarlo", añadió con tristeza Fabián.

Valbuena es el último núcleo habitado de la carretera que parte de Viñón, pasando por Niao. Así que cada vez que el alcalde iba por la zona solía departir con esta familia. "Prestaba hablar con ellos", reconoce. Ahora lamenta el mazazo tan grande que la trágica e inesperada muerte de Gonzalo Oro va a ser para sus padres, bastante mayores, y con los que vivía.

Este cabranés ha pasado a engrosar la negra lista de fallecidos en Asturias mientras manejaban un tractor. Un listado que es abultado. El accidente más reciente fue el sábado: un vecino de El Merín (en la parroquia moscona de La Mata), Juan Bautista Argüelles Carbajosa, de 67 años, murió en el acto al volcar el tractor en un prado muy pendiente. En diciembre un hombre de Latores, de 70 años, murió también al volcar el vehículo cuando transportaba un rollo de hierba. El pasado verano fueron tres personas las que murieron en Castrillón, Piloña y Candamo, también manejando un tractor. A esto hay que sumar varios accidentes con heridos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine