14 de noviembre de 2016
14.11.2016
Lne.es »

Muere el pintor sierense Casimiro Baragaña

El artista, que falleció a los 91 años, era hijo de un emigrante a Cuba natural de Muros de Nalón y de una vecina de la parroquia sierense de Celles

14.11.2016 | 19:48
Muere el pintor sierense Casimiro Baragaña

Asturias pierde a uno de sus artistas más señeros. Casimiro Baragaña, figura central del panorama pictórico asturiano en el último medio siglo, falleció esta mañana en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde permanecía ingresado desde el miércoles a consecuencia de una neumonía. Tenía 91 años.

Baragaña era hijo de un emigrante a Cuba, natural de Muros de Nalón, y de una vecina de la parroquia sierense de Celles. Desde muy joven ya manifestó su amor por la pintura, que le llevó a cursar estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, donde formó una piña con Antonio López y Félix Alonso. Sus obras han alcanzado reconocimiento nacional, con exposiciones en toda España.

La noticia de su fallecimiento ha causado un profundo impacto en los círculos artísticos de la región. Rubén Suárez, crítico de arte de LA NUEVA ESPAÑA y buen conocedor de la obra de Baragaña, a quien le ha dedicado dos libros, destaca especialmente la condición del artista sierense como nexo entre distintas generaciones y estilos: "Es un puente, un enlace entre el paisajismo naturalista asturiano, el figurativo realista, y el arte ya más moderno y más entre el impresionismo y la abstracción. Porque su pintura, al final de su vida era cada vez más escueta de forma, aunque era auténtica. Conservaba la autenticidad de lo percibido visualmente pero estaba integrada plenamente en la contemporaneidad, en la modernidad, porque traduce las formas de la naturaleza a un sistema lineal", explica Suárez.

Su capilla ardiente se instala esta tarde en el tanatorio de Meana, en Pola de Siero. Una localidad en la que las muestras de duelo se han sucedido toda la mañana. No en vano, el certamen de pintura local lleva el nombre de Casimiro Baragaña, y en este núcleo se localizan dos obras que, de algún modo, sintetizan toda su trayectoria: los frescos de la iglesia de San Pedro, obra magna de su juventud, y el mural del Ayuntamiento de Siero, pieza clave de su última etapa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Centro

Primera cata de la cosecha de sidra de selección
Primera cata de la cosecha de sidra de selección

Primera cata de la cosecha de sidra de selección

La sidrería El Forno, de la Pola, acogió a primera cata de la cosecha de 2016 de la sidra de los...

Deportistas de libro en el Hermanos Arregui

Deportistas de libro en el Hermanos Arregui

El expiloto de rallyes Berti Hevia y el ciclista Chechu Rubiera comparten sus experiencias con los...

Salto del País Vasco a Cantabria en la ruta jacobea del norte

Salto del País Vasco a Cantabria en la ruta jacobea del norte

Un total de 67 integrantes de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Siero, Noreña y...

Viajes que valen una vocación

Viajes que valen una vocación

Pedro Morchón descubrió que quería ser "coach" tras coincidir con dos ejecutivos y un consultor en...

Gaitas para cerrar San Marcos en Noreña

Gaitas para cerrar San Marcos en Noreña

La banda de gaitas del Regimiento de Infantería Ligera Aerotransportable Príncipe Número 3 ofreció...

Hilo de esperanza para el parado local

Hilo de esperanza para el parado local

"Jamás hubiésemos dicho que trabajaríamos en este sector", dicen los inscritos en el curso...

Enlaces recomendados: Premios Cine