La Corredoria: un barrio en plena evolución, por Jesús García Peón

La carencia de comercio local, pues hay poco y muy disperso, contribuye en parte a esa falta de identidad porque compramos fuera, nos divertimos fuera, donde además y seguramente, seguimos teniendo nuestras amistades

29.04.2015 | 03:37
La Corredoria: un barrio en plena evolución, por Jesús García Peón

Desde hace cuatro años participo de forma activa en el movimiento asociativo a través de la ASOCIACIÓN DE PARTICIPACIÓN VECINAL (Asparve) a cuya Junta Directiva pertenezco en calidad de vocal.

Desde hace algo menos de tres años, formo parte de la GESTORA del Banco de Tiempo de los Vecinos de La Corredoria, una herramienta de intercambio y solidaridad.

Y hace poco más de un año, me incorporé al equipo de LA CORREDORIA SUENA, una emisora local que emite por FM con una potencial audiencia de 30.000 posibles oyentes. En la emisora me ocupo de un informativo de treinta minutos que se emite los fines de semana y un programa musical de dos horas que se emite los lunes.

Desde la atalaya de experiencias, conocimientos y bagaje que la mencionada actividad me proporciona y a pesar de no ser oriundo pues llegué al barrio hace 9 años; me creo en disposición de afirmar que nuestro barrio, seguramente como consecuencia de su rápido crecimiento y expansión, se encuentra en plena evolución y carece de identidad propia.

No existen grandes problemas de seguridad, cuenta con muchos servicios, una buena actividad deportiva, varias y activas asociaciones, la mayor parte de ellas en el entorno del Centro Social El Cortijo, etc€

Tenemos además la mejor plaza de la ciudad, porque la Plaza de El Conceyín es, acaso la más amplia y abierta de toda la Comunidad a la que, sin embargo, no parece seamos capaces de sacar partido. Actualmente hay un proyecto de ampliación de la zona de juegos infantiles en la misma pero no deja de ser algo accesorio o anecdótico comparado con sus posibilidades.
A mi juicio, el barrio sufre las consecuencias de los siguientes problemas:

-Situación laboral
-Falta de Identidad como barrio
-Carencia de comercio local, diversión y ocio

La situación laboral es la que es y el barrio no iba a ser en eso una excepción. La falta de identidad como barrio es más complicado de resolver porque sobre todo necesita tiempo. Hay que tener en cuenta que nuestro grueso de población son familias jóvenes con niños chicos que unos antes otros después son en su mayor parte nuevos en el barrio. Para entenderlo, podría decirse que todavía nos estamos conociendo.

La carencia de comercio local, pues hay poco y muy disperso, contribuye en parte a esa falta de identidad porque compramos fuera, nos divertimos fuera, donde además y seguramente, seguimos teniendo nuestras amistades. Y por lo tanto, lo que realmente hacemos en el barrio es venir a dormir. Por ejemplo, a diario, se observa mucha más actividad que los sábados y domingos.

¿Qué se podría hacer? Por ejemplo en la Plaza de El Conceyin se podría autorizar un mercadillo. Eso ayudaría al resto de comercio creando actividad colateral. Lo sabemos por experiencias próximas, Grao, Pola o Lugones por decir algunos. Muchos de nuestros vecinos se desplazan cada semana hasta Lugones el día de mercado, sin embargo, todos los intentos que se han hecho para conseguir un mercadillo en La Corredoria han resultado en vano.

Otro ejemplo: hay dos farmacias en La Corredoria y las dos trabajan mucho, sin embargo, no somos capaces de que el fin de semana, una de ellas se quede de guardia. Si tienes un problema, te vas a Oviedo o a Lugones. Por otra parte somos aproximadamente 20.000 los censados, sin embargo no hay unidad de "sintrom" por ejemplo en nuestro ambulatorio, lo que obliga al desplazamiento a la Lila a Oviedo o donde fuere.
El Mercado de Abastos que al amparo del Plan Urban se construyó, no conseguimos se ponga en funcionamiento porque a pesar de lo que en principio se pensó, no hay muchos empresarios animados a establecerse, o eso al menos filtra el Ayuntamiento. Aunque también pudiera ser que el sistema elegido para la subasta o adjudicación de puestos no fuera la adecuada.

De cualquier manera, esas tres cosas que apunto, inciden o son consecuencia según se mire de la falta de identidad como barrio porque si nos vemos obligados a marchar fuera a comprar, si para curarnos hemos de tomar el autobús o el coche y desplazarnos, si trabajamos fuera y si nada nos amarra al barrio, difícilmente lograremos un tejido social activo a pesar de que seamos veinte mil personas las que residamos en este núcleo social.

Propongo:
-Un Mercadillo Semanal
-Apertura inmediata del Mercado de Abastos
-Actividades culturales en la Plaza de El Conceyín (mercadillo cultural o artesanal, teatro al aire libre los domingos, marionetas y otros espectáculos infantiles, etc€)
-Una especie de rastro de artesanía y coleccionismo.
-Farmacia de guarda los fines de semana
-Mejora del Plan de Movilidad (TUA debe mejorar el tránsito de viajeros en La Corredoria que se ha visto perjudicado con la incorporación a la línea del acceso al HUCA) y a tal efecto proponemos una línea más directa que no pare en el hospital nuevo)
-Potenciación de zonas verdes con asientos y otros servicios (Ejemplo zona de La Cabornia)
-Mejora de la iluminación en algunos paseos como el próximo a la autopista.
-Peatonalización total de la Plaza de El Conceyín.

Se da el caso de que hay una asociación de comerciantes, tres asociaciones vecinales, una cultural juvenil, varias sociales y deportivas pero parece que solo aquello que propicia o impulsa el propio Ayuntamiento o su entorno se puede llevar a cabo, de modo, que se puede decir que a pesar de lo fácil que puede resultar gracias a las redes saber lo que quieren o necesitan los vecinos, y escuchar las peticiones de las asociaciones, parece como digo que cada día sea más complicado acertar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine