21 de julio de 2016
21.07.2016
Lne.es »
Revés en la investigación de la historia de Asturias

El retraso en la tramitación frustra la excavación en la zona leonesa de la Carisa

Medio Ambiente de Castilla y León demoró dos semanas el permiso para desbroces en L.lagüezos, que tenía que estar listo el pasado día 4

21.07.2016 | 03:50
Operarios de Villamanín, trabajando en el desbroce del monte L.lagüezos.

La burocracia administrativa echa tierra sobre la investigación de la Carisa. La demora de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, para conceder un permiso para los desbroces en L.lagüezos, no permitirá acometer la última parte de la campaña prevista este año en el enclave: una serie de catas en el municipio de Villamanín. Medio Ambiente dio el visto bueno a los trabajos de limpieza el pasado martes, quince días después de la apertura de la investigación estival.

La campaña se ha centrado en la vertiente asturiana. Más concretamente en el monte de Carraceo (entre Aller y Lena), donde los arqueólogos han encontrado el tercer gran campamento romano de la Carisa. El recinto se suma a Curriel.los -el campamento hallado por un equipo de arqueólogos en el año 2004- y L.lagüezos -primera construcción romana que se levantó en el territorio que actualmente ocupa Asturias, en un monte en el que limitan Lena y Villamanín-.

La investigación está en marcha pero el equipo de profesionales, que dirige Esperanza Martín, ya tiene los primeros datos sobre el recinto de Carraceo. Los arqueólogos saben que está atravesado por la Vía Carisa y que tiene una morfología "muy distinta" a los otros dos yacimientos. Diferencias más que visibles, según Martín, en la fortificación: "Se limitaron a poner un terraplén de tierra, posiblemente con una empalizada superior", destacó la arqueóloga. No hay foso, como sí ocurría en L.lagüezos y Curriel.los. Se ha encontrado material en la zona, que está siendo analizado en el laboratorio. La dirección general de Patrimonio del Principado aporta 4.000 euros para la restauración de las piezas.

La misma cantidad ha concedido la Junta de Castilla y León, aunque la demora de la licencia de Medio Ambiente deja en la cuerda floja la investigación en la zona leonesa. El alcalde de Villamanín, José Luis Oblanca, destacó que "los trámites se alargaron más de lo previsto pero, por nuestra parte, los trabajos se iniciaron tan pronto como fue posible". Sólo unas horas después de que la Consejería de Medio Ambiente diera permiso para iniciar los trabajos en el monte L.lagüezos, Villamanín destinó a un grupo de operarios para acometer los desbroces. También colaboran en la campaña los ayuntamientos de Aller y Lena, que han destinado a operarios y ayudado en la logística en la vertiente asturiana.

Las labores en León arrancaron ya a contrarreloj. El fin de los trabajos en la Carisa está previsto para el 1 de agosto, por lo que es prácticamente imposible que los arqueólogos puedan intervenir una vez culmine la limpieza en el monte. Sí está previsto hacer un seguimiento arqueológico de los desbroces. Es decir, estudiar la envergadura y la morfología del recinto a través de las formas que dejen al aire las labores de limpieza en el monte.

El equipo de trabajo no abandonará los planes de investigar más en profundidad la vertiente leonesa del Picu L.lagüezos. Los responsables de la campaña destacaron que "la excavación se aplaza para más adelante, pero se acometerá". Un compromiso en firme, pero sin fecha en el calendario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine