Oviedo suelta sus «toros locos»

Los Madbulls, el primer equipo de fútbol americano de la capital, inician mañana su andadura con un partido amistoso en Santander ante los Cantabria Bisons

27.03.2012 | 05:25

Oviedo, E. CASERO

Oviedo Madbulls. El fútbol americano llega a la ciudad. Y están dispuestos a quedarse. Los Madbulls (Toros Locos), capitaneados por Aingeru Duarte -ex jugador del Cullera Draguts, Valencia Firebats y Gijón Mariners, entre otros-, como entrenador, juega mañana su primer partido. Será un amistoso, en el complejo deportivo santanderino de La Albericia, ante Cantabria Bisons. Será también el primer partido de fútbol americano que se dispute en Cantabria, y se hará en la modalidad de «7x7», (siete jugadores en defensa y siete en ataque) en lugar de la tradicional «11 x 11».

El impulsor de la idea fue Duarte junto a Juan Luis Flores, «Kuper». Nacido en Valencia hace treinta años, hace once llegó a Asturias con su familia. Durante su adolescencia, en su ciudad natal, había practicado fútbol americano en varios equipos, pero cuando llegó a la región se encontró con que no había ningún club en el que poder seguir practicando su deporte favorito. Afortunadamente, no tardó mucho en encontrar a otros jóvenes con los que ejercitarse. «Al poco tiempo me junté con un grupo de gente en Gijón con los que empecé a jugar a "flagfútbol", que es lo mismo pero sin contacto, además de resultar más fácil y económico, ya que no requiere inversión en equipamiento», señala el valenciano, quien también destaca la ausencia de agresividad en esta modalidad.

Este grupo se convirtió en los Gijon Mariners, que en 2002 se incluyó en el Registro de Entidades Deportivas del Principado, y que en la actualidad milita en una de las tres conferencias de Liga Nacional, el equivalente a Segunda División. El sueño que les gustaría alcanzar a los Madbulls.

«Acabamos de empezar y vamos a participar en la liga de "fútbol 7", tal como hicieron los Mariners en sus inicios; pero nuestra intención, más o menos en dos años, si reunimos el dinero necesario, es poder apuntarnos en Liga Nacional». La Liga Élite, donde están los seis mejores equipos del país, es algo inaccesible, al menos a medio plazo. A corto esperan que el proyecto de la Asociación de Fútbol Americano del Principado (AFAPA) de constituir una Liga Norte 7x7 con equipos de comunidades cercanas, como los Cantabria Bisons, Galicia BlackTowers o Trasnos de Ferrol.

Llegar hasta aquí, a poco más de 24 horas de disputar su primer partido, no ha sido nada fácil. Muchas idas y venidas que comenzaron hace seis meses en Candás, donde Duarte, a quien una lesión de rodilla alejó de la alta competición hace tres años, se volvió a reunir con otro grupo de aficionados y ex jugadores de fútbol americano. Diferencias con el Ayuntamiento de Carreño por la cesión de campos de entrenamiento los obligaron a trasladarse a Oviedo. Con sus pros y sus contras. «Al llegar a la capital, la captación y la publicidad fue más fácil, lo mismo que lo del campo, ya que nos dejaron La Morgal, pero a la vez de los diez jugadores que éramos en una principio nos quedamos en seis o siete, por lo que tuvimos que buscar a más, lo que nos llevó a retrasar nuestro primer partido hasta esta semana», confiesa el técnico.

En los últimos meses han llevado a cabo iniciativas de todo tipo para poder reunir el grupo de jugadores necesarios para poder competir: cartelería, un calendario, varios campus, cuentas en redes sociales, boca a boca. Finalmente lo lograron, aunque no todos llegan con la misma preparación. «Buscábamos un grupo de 22 personas, y la verdad es que lo conseguimos reunir en menos tiempo de lo esperado», confiesa Duarte. «Tenemos entre 17 y 40 años, y quizá nuestro handicap sea que nos falta algo de veteranía en el equipo, porque el que más tiempo lleva jugando soy yo, que empecé a los dieciséis, y quizá dispute algún encuentro; y luego Sergio Muixi, que lleva seis, e Israel Mestas, quien por motivos laborales no podrá estar con nosotros tanto como nos gustaría».

Los comienzos, para algunos, están resultando algo duros, sobre todo porque no es un deporte que pueda dominarse de la noche a la mañana «Exige mucho sacrificio, mucho trabajo de gimnasio, y el aprendijaze suele durar en torno a dos años». Lo más complicado, señala Duarte, que también es el vicepresidente del club -el presidente es Juan Luis Flores- es perder el miedo al contacto, «el miedo a hacerse daño», dice.

También es conveniente saberse bien el «playbook», el libro de las 104 jugadas. «Es muy importante saber lo que hay que hacer en cada momento, y algunos piensan que sale solo». Mañana, los Madbulls tienen su primer prueba. «Espero que los nervios no nos traicionen», sentencia.

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2013

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en Ferrari

 
Enlaces recomendados: Premios Cine