Razones para creer

Pese a no haber logrado ninguna victoria en División de Honor, el Jofemesa sigue su progresión

04.11.2015 | 04:16
Irene, con el balón, en el partido frente al Málaga.

Si se mira la clasificación de División de Honor hay pocos argumentos para que el Jofemesa sea optimista. El equipo ovetense es colista y en sus ocho primeros partidos en la élite femenina del balonmano español aún no ha ganado. Un solo punto, logrado en la sexta jornada en casa al empatar con el Valencia, le coloca en la última posición. Por si fuera poco, las dos próximas jornadas, que por el parón posterior de la liga, serán las últimas del año, las pupilas de Alfredo Rodríguez se enfrentan a dos de los mejores equipos de la Liga: el sábado (18 horas) visitan al Atlético Guardés, segundo, y el martes reciben al todopoderoso Bera Bera, actual campeón de liga y que ocupa la cuarta posición en la tabla.

Pero también hay razones para que en el equipo ovetense sigan creyendo en sus posibilidades de lograr la permanencia. El Jofemesa ha crecido según han pasado las jornadas y la victoria cada vez parece más cerca. Es cierto que el sábado cayó por un gol ante un Málaga que tampoco había ganado ningún partido y con el que estaban empatado a un punto, pero el conjunto andaluz no entraba en ninguna quiniela como candidato al descenso. Un conjunto muy fuerte, con importantes jugadoras extranjeras, que se llevó la victoria in extremis en el Florida Arena. Además, la semana anterior metió en problemas a un Granollers situado, con cuatro victorias, en la mitad de la tabla.

El inicio de 2016 será fundamental para la suerte de un Jofemesa que recuperará a jugadoras lesionadas y tocadas para contar con mayor profundidad de banquillo. El partido de la jornada 11, ante el León, y el siguiente con el Zarautz servirán para valorar la situación del equipo antes de acabar la primera vuelta.

Otro de los factores que deben hacer mejorar al equipo es precisamente su inexperiencia en la categoría. Cada jornada es una clase magistral para unas jugadoras que, salvo contadas excepciones, nunca habían jugado en la máxima categoría. Las grandes promesas van poco a poco adaptándose a una categoría en la que la exigencia física es mucho mayor. El mejor ejemplo es Aida Palicio, ya entre las figuras de la categoría. Aida lleva 43 goles y es la undécima máxima realizadora de la Liga. También Irene, que ha sufrido algunos problemas físicos que no le han permitido rendir a su máximo nivel, va creciendo en cada partido.

Hasta ahora la suerte está siendo esquiva a un Jofemesa que vio cómo se le escapaba la victoria ante el Valencia cuando sólo faltaban dos segundos para el final. Algo que a lo largo de una liga suele tender a equilibrarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine