10 de julio de 2016
10.07.2016
Fútbol

Dos veranos antagónicos

Hace un año, a día de hoy, el Real Avilés solo tenía a tres jugadores en plantilla, ahora cuenta con 17 para la pretemporada

10.07.2016 | 04:15
Marcos Torres, el primero en renovar este verano, en un partido de la pasada campaña.

Está claro que el verano pasado y el presente en el seno del Real Avilés están siendo totalmente diferentes. Hoy hace un año llegaron los dos primeros fichajes al equipo blanquiazul, Nacho Fernández y Jorge Fidalgo, que se unían al único jugador que quedaba en la plantilla con contrato, Matías, que había estado cedido al Lealtad en la anterior campaña. El panorama actual es bien distinto, el club cuenta ya con 17 jugadores para afrontar la pretemporada, un paso adelante que llega en gran parte gracias a la continuidad del proyecto.

Y es que la temporada pasada fue un verano de locura. El descenso a Tercera División después de un final de temporada para olvidar fue un duro golpe y la marcha del gestor John Clarkson dejó el club en la incertidumbre. La llegada del técnico Pablo Lago, el 6 de julio, después de un intento fallido de que Xiel fuera el entrenador blanquiazul, fue aclarando las cosas. Tanto que unos días después, el 10 de julio llegaron los primeros fichajes, por partida doble: el centrocampista Nacho Fernández y el jugador de banda Jorge Fidalgo, aunque jugó casi toda la temporada en el lateral. El 11 de julio llegaría el tercer fichaje, el del central Nacho Méndez.

El inicio de la pretemporada, el 23 de julio, llegó con tan solo ocho jugadores de la primera plantilla, los citados y Pantiga, Cristian, Borja Noval y Luismi, aunque ya estaban fichados también Ibón y Guillermo y Josín estaba ya a prueba y acabaría formando parte del equipo.

El primer fichaje de la presente campaña llegó incluso antes de que finalizara la temporada pasada. Fue el del angloghanés Michael Awaah, que fichó por tres temporadas. Desde entonces fueron llegando Sergio Ríos, Keko, Manu Blanco, Nuño, Pablo Suárez y Esteve Peña, además de Álex García, que el año pasado vistió la camiseta blanquiazul, pero fue en condición de cedido por el Levante.

Pero quizás la mayor diferencia con respecto al pasado mercado estival, está en los que se quedan. Matías sigue teniendo contrato este año, lo que pasa es que no es el único: Nacho Fernández, Nacho Méndez, Pantiga, Jorge Rodríguez y Lucas Anacker tienen compromiso con el club.

Las renovaciones también son más que el año pasado, algo que no era difícil ya que ninguno de los jugadores a los que se les ofreció seguir tras el descenso dieron el sí al club blanquiazul. Este año, el Avilés hizo oferta de renovación a Marcos Torres, Luismi y Dudi y los tres forman parte la plantilla de nuevo.

Con 17 jugadores confirmados, poco trabajo le queda ya al club en los próximos días antes de que dé comienzo la pretemporada, el 18 de julio. Con todo, queda algún refuerzo más por llegar, eso sí, con mucha más tranquilidad que la temporada pasada.

Sin embargo, la diferencia más importante es que el objetivo se puede marcar ya desde ahora, luchar por el campeonato, algo que la temporada pasada era imposible pensar a estas alturas del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine