05 de agosto de 2017
05.08.2017

El porteo en La Boticaria crea dudas entre los favoritos

Algunos de los participantes tildan de "chapuza" tener que llevar a pulso su barco y otros creen que dará emoción a la prueba

05.08.2017 | 13:27
Un grupo de piragüistas en La Boticaria.

La posibilidad de realizar porteo en la isla de La Boticaria, tras la decisión adoptada en la mañana del jueves por el Comité de Competición del 81º Descenso Internacional del Sella, vuelve a poner en el candelero ese controvertido enclave riosellano, a escasa distancia de la pancarta de meta, localizada en el puente de la villa riosellana. Allí, con un sorprendente porteo, en el año 2004, Julio Martínez y Emilio Merchán sorprendieron a Manolo Busto y Oier Aizpurúa cuando todo el mundo esperaba que se jugasen la victoria en un sprint final en el agua.

"Una puta m?... No hay agua para pasar. Ni lo van a señalizar ni nada. No van a tener allí una ambulancia por si pasa algo. Lo dicho, una chapuza". Así calificó el riosellano Walter Bouzán Sánchez (Oviedo Kayak-La Ribera), vencedor de las siete últimas ediciones consecutivas del Descenso Internacional del Sella, en compañía de Álvaro Fernández Fiuza (Grupo Cultura Covadonga), quienes lideran el combinado nacional español en el Sella, la decisión aprobada por el Comité de Competición de la prueba de dejar libre el paso por La Boticaria.

"Hablé ayer con el CODIS -por el jueves- y me comentaron que habían visto que con la marea que hay se pasa remando, sin problema. Espero que así sea, ya que no es justo jugarse todo lo conseguido durante el río porteando. Creo que si pasan los primeros no hay problema, pero nosotros preferiríamos que no se permitiera para nadie", señaló David Ruiz, presidente del Oviedo Kayak-La Ribera, entidad que aspira al título por clubes en la presente edición.

"Pienso que va a estar entretenido. Genera mucha duda si portear o no. Hay que correr un 'cachu'. Estuvimos mirando y no sabemos todavía que será más rápido. Creo que va a estar muy ajustado", manifestó al mediodía de ayer, una vez estudiada la controvertida zona, Luis Amado Pérez Blanco, campeón de España de maratón y medalla de bronce en el Europeo de Ponte de Lima, en K-2, con Miguel Llorens López, ambos de la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella, quienes optan al podio en el Sella.

"Poniendo el porteo están obligándonos a todos a portear si queremos luchar por algo...Cara al público bien, pero para los deportistas nos da mucha incertidumbre", aseveró Alberto Plaza Sagredo (La Llongar-Cangas Aventura), uno de los grandes favoritos a luchar por la victoria en senior K-1, quien marcó en mejor registro en la contrarreloj de la tarde del jueves y tomará la salida desde la "pole" en su respectiva categoría para kayak individual, en las inmediaciones del puente Emilio Llamedo Olivera.

"La polémica de La Boticaria solo la creó en su día quien no supo perder por estrategia. Y el porteo se realizó siempre que los competidores lo creyeron oportuno. El que no se sienta cómodo con las piedras o la corriente del agua o con las peculiaridades del Sella creo que se confunde de competición a la que acude", dijo Kiko Vega Suárez (SCD Ribadesella), cuatro veces vencedor del Sella, todas en K-1, quien hoy a partir de las doce pelará por sumar otro Sella más a su palmarés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine