13 de junio de 2012
13.06.2012

La Bolsa española sufre el mayor castigo del año y la prima de riesgo vuelve a remontar

l La delicada situación de la economía l Los mercados
l El Ibex lidera las caídas en Europa con un retroceso del 3,5% y acumula la mayor depreciación del mundo desarrollado

14.04.2012 | 06:01

Madrid / Oviedo,

Agencias / J. C.

La Bolsa española sufrió ayer el mayor castigo del año, con un desplome del 3,58% que no se veía desde hace cinco meses y con la que se cierra la peor semana de la Bolsa española desde las elecciones generales del 20 de noviembre.


En un clima general de pérdidas en Europa, España volvió a liderar ayer el retroceso bursátil entre las principales plazas continentales y sigue consolidándose como el parqué con peor comportamiento de entre los países desarrollados en lo que va de año: desde el 2 de enero lleva acumulada una depreciación del 15,36%.


Esta penalización se acompañó ayer de una nueva remontada de la prima de riesgo española: el diferencial de tipos de interés que debe ofrecer en el mercado secundario el bono español a diez años para atraer a los inversores subió más de 20 puntos básicos (0,2 puntos porcentuales) y cerró en los 424. Esto significa que los títulos de deuda pública española tienen que ofrecer una remuneración de 4,24 puntos porcentuales más que el «bund» alemán para lograr cambiarse en el mercado.


La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subió 16 centésimas y cerró en un interés del 5,98%, mientras que el rendimiento de los títulos germanos bajó 6 centésimas y quedó en el 1,728%, lo que ensanchó el diferencial de riesgo.


Todos estos indicadores siguen retratando una situación de gran nerviosismo y desconfianza hacia la economía española.


La desaceleración de la economía china (creció el 8,1% en el primer trimestre, ocho décimas menos que en el período anterior y la cifra más baja desde mediados de 2010), el empeoramiento del mercado de deuda soberana y de la percepción de riesgo de España, la caída de las plazas internacionales, la elevada cifra de dinero -desvelada ayer- que la banca española pidió como liquidez al BCE en febrero y la amenaza del Gobierno argentino de nacionalizar YPF, filial de Repsol, y el contagio del temor a otros valores con exposición a la economía argentina, actuaron como factores desestabilizadores del mercado bursátil.


El índice selectivo Ibex-35 acabó con todos sus valores en pérdidas, y cedió 269,40 puntos, el 3,58%, con lo que cerró en los 7.250,60 puntos, niveles de marzo de hace tres años. Milán bajó el 3,43%; el índice Euro Stoxx, el 2,58; París, el 2,47; Fráncfort, el 2,36, y Londres, el 1,03.


El euro cayó en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,3085 dólares, frente a los 1,3174 dólares de las últimas horas de la negociación del jueves.


El IPC alemán subió el 0,3% y se situó en el 2,1% interanual en marzo. El español, con un alza del 0,7%, se mantiene ligeramente por debajo: en el 1,9.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine