21 de junio de 2012
21.06.2012

El Estado busca fórmulas para liberar a la banca de sus cargas inmobiliarias

Economía cita a Liberbank y a otras entidades para analizar posibles fusiones

21.04.2012 | 08:04
Fernando Jiménez Latorre.

Madrid, Agencias

El Ministerio de Economía y el Banco de España estudian fórmulas para que los bancos españoles saquen los activos inmobiliarios tóxicos de sus balances para gestionarlos por separado e ir colocándolos en el mercado, pero sin agruparlos en un «banco malo». Así lo explicó ayer el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, tras clausurar el XIII Congreso de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI). Jiménez Latorre matizó que se trata de una «desconsolidación» de dichos activos.


El secretario de Estado incidió en que las entidades financieras han hecho ya un enorme esfuerzo para llevar a valor de mercado los precios de los activos que tienen, pero aún así el proceso continúa sacándolos del balance y poniéndolos a la venta. Según Jiménez Latorre, el Banco de España estudia la forma en que los bancos saquen de sus balances todo el negocio inmobiliario y lo gestionen de forma «bien separada» de su negocio bancario.


«Eso es lo que se conoce como desconsolidación», insistió el secretario de Estado de Economía para desterrar la idea de que se avanza hacia un «banco malo», que es lo que se le entendió al director de regulación del Banco de España, José María Roldán, el jueves. Y es que este asunto acaparó toda la atención durante la presentación que realizó ante un centenar de analistas financieros y en la que Roldán se preguntó sobre la conveniencia de separar estos activos del resto del negocio.


Una de las incógnitas es qué activos se podrían sacar del balance. Algunas fuentes apuntaron que se podría limitar al suelo, que es el que menos valor tiene a ojos de los inversores y más dudas suscita sobre la fortaleza del sector financiero.


El Ministerio de Economía habría citado para ayer a los primeros espadas de Unicaja, Ibercaja, BMN y Liberbank para, según el diario «El Mundo», tratar sobre una nueva oleada de fusiones.


Precisamente los bancos tiraron ayer de la Bolsa, que cerró con un alza del 1,92%, lo que le permitió recuperar los 7.000 puntos. La prima de riesgo llegó a superar los 440 puntos básicos durante la semana para cerrar en 425.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine