Movimientos societarios

NX, dueña de Alsa, vende su negocio ferroviario británico

El grupo participado por los Cosmen, que gestiona trenes en Alemania y aspira a hacerlo en España, percibirá 81 millones

12.01.2017 | 03:56
Jorge Cosmen. vicepresidente de NX.

La multinacional británica de transportes National Express (NX), dueña de la compañía asturiana Alsa, se ha desprendido de su negocio ferroviario británico por 70 millones de libras esterlinas (80,7 millones de euros). NX, cuyo mayor grupo accionarial es la familia asturiana Cosmen Menéndez-Castañedo, traspasará su división británica de trenes al grupo estatal italiano Trenitalia.

El gran grupo de autocares y autobuses NX llegó a ser uno de los mayores operadores de ferrocarriles en el Reino Unido. Ayer, tras desprenderse de su última gran concesión (el ferrocarril C2C, que une el Este de Londres con el Sur de Essex), aseguró que esta desinversión no supone una renuncia definitiva a los ferrocarriles británicos y que no descarta volver a pujar en el futuro por otras concesiones. NX sostuvo que la venta al grupo italiano le ofrece la oportunidad de crecer en otros mercados (Norteamérica y Europa continental) en los que ha detectado, aseguró, "un fuerte rendimiento en los últimos años".

NX mantiene aún en sus manos en Gran Bretaña un pequeño tren ligero entre Birmingham y Wolverhampton, pero esta actividad suele incluirla en su división de buses y no de trenes.

La renuncia al gran negocio ferroviario en su país de origen se produce cuando NX está empezando a operar con trenes en Alemania y aspira a hacerlo en España cuando se liberalice el sector. En Alemania gestiona el ferrocarril Rhine Munster Express (RME) desde 2015, entre 2019 y 2020 comenzará a operar sendas rutas del Rhine Rhur Express (RRX) y actualmente está pendiente de resolución un recurso contra la adjudicación de la que fue beneficiaria para gestionar la línea Nuremberg S-Bahn. En España Alsa tiene licencia para operar en ferrocarriles cuando se liberalice el transporte de pasajeros

La renuncia a C2C (que une 26 estaciones con 74 trenes Bombardier y 600 empleados, y que mueve 42 millones de pasajeros anuales con 400 enlaces, y factura unos 265 millones de euros) se produce después de que en 2014 le fuera renovada esta concesión hasta 2029. Sin embargo, el pasado agosto el grupo expresó su "decepción" porque se le hubiese negado la concesión del ferrocarril East Anglia, que había gestionado hasta 2012 y cuya prórroga le negó entonces el Gobierno como represalia porque en 2009 NX renunció a la explotación de la importante concesión de la Costa Este (que une Londres, East Midlands y Escocia) por sus elevadas pérdidas, lo que obligó al entonces ejecutivo laborista a estatalizarla. Otras pujas a la que concurrió desde entonces también le fueron negadas. Esto empequeñeció su división ferroviaria británica. Ahora suponía el 8,5% de su negocio. En el primer semestre de 2016 tuvo pérdidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine