Dos testigos dicen que Pablo Crespo pagaba los trajes

«El Bigotes», declaran, tenía una cuenta en la que cargaba ropa para él y otras personas, el ex presidente entre ellas

 05:25  
Camps, a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Valencia.
Camps, a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Valencia. efe

Valencia, Efe

Una empleada de Milano y un ex trabajador de esta firma y de Forever Young -las dos tiendas donde se encargaron los supuestos regalos hechos al ex presidente valenciano Francisco Camps y al ex secretario general del PP de esa comunidad Ricardo Costa- declararon ayer que el considerado «número dos» de la trama Gürtel, Pablo Crespo, era quien pagaba los trajes.

Ante el jurado del juicio contra Camps y Costa, Elena Rodríguez, cajera de Milano, corroboró la anotación de operaciones pendientes de cobro a nombre de Betoret (3.250 euros), Álvaro (2.400, 2.250 y 980), Camps (3.300 y 1.400), Campos (4.850), Costa (2.400) y Pedro García (3.550), por adquisiciones hechas sobre todo en enero de 2006.

En su declaración, aseguró que nunca vio en la tienda ni a Camps ni a Costa, pero que compañeros suyos le dijeron que Camps había estado en 2006. También Víctor Sanfelipe, segundo encargado de Milano y luego de Forever Young, explicó que vio a Camps una vez en cada tienda y a Costa en Forever Young.

Las prendas retiradas y no abonadas figuraron como pendientes de pago en los inventarios de Milano hasta enero de 2007 -con la referencia «Comunidad Valenciana»-, mientras que otras fueron pagadas «por talón y prácticamente a la misma hora», según Rodríguez, en septiembre de 2006.

Sanfelipe aseguró que Álvaro Pérez, «El Bigotes», tenía cuenta abierta en Milano y que encargaba ropa para él y para otras personas. «Me refiero al señor Camps, a Betoret, Ricardo Costa, Víctor Campos. No tengo duda», afirmó. Según su testimonio, era Pablo Crespo quien «pagaba siempre». También declaró que el sastre «José Tomás vino a Valencia a tomar medidas a estas personas» y que volvió a la tienda «con las medidas de todos».

Sanfelipe explicó que no le consta ninguna devolución de un traje a medida en Forever Young, pero que él mismo llevó a Milano (cuando ya trabajaba en Forever Young) cuatro trajes a medida que Camps devolvió. «Supongo que los devolvió porque Tomás le llamó para decirle que se había cambiado de empresa y le pidió que los devolviese para comprarlos en la nueva tienda», dijo.

Enlaces recomendados: Premios Cine