El refugiado sirio agredido en Hungría reclama traer con urgencia a su familia a España

Osama Abdul Moshen asegura que su mujer y dos de sus hijos se encuentran en "situación límite" en Turquía

19.12.2015 | 04:47
El refugiado sirio Osama Abdul Moshen, con un balón en el Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), donde trabaja.

Osama Abdul Moshen, el refugiado sirio conocido por sufrir la agresión de una periodista húngara, reclamó ayer, tres meses después de su llegada a España, que se agilicen los trámites para traer a España a su familia, que vive una situación "límite" .

En la Ciudad Deportiva Villaverde, organizada por el Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), que es donde trabaja, Osama Abdul expuso su frustración por habérseles negado el visado a su mujer y a dos de sus hijos. El refugiado ve cada vez más lejos la posibilidad de reunirse con ellos en España.

Tras escapar de la guerra en Siria, Moshen llegó el 17 de septiembre a España para comenzar una nueva vida. Viajó a Madrid desde Múnich acompañado de su hijo Zaid, de 7 años, y de otro hijo de 18 años, que se unió a ellos en Alemania, y obtuvo una autorización temporal de residencia por la vía rápida. Ahora, los tres residen en un piso de Getafe cuyo alquiler abona el Centro Nacional de Formación de Entrenadores con cargo a su fondo para la solidaridad.

Moshen está contento en España, pero ha sufrido ataques de ansiedad porque está preocupado por su mujer y dos hijos que permanecen en Ankara (Turquía) en un piso cuyo alquiler vence el 1 de enero y a los que lleva meses sin ver, pese a que el Gobierno le prometió traerlos al país.

Para que su familia pueda venir y conseguir el visado especial, la embajada de España en Turquía les exige una serie de documentos (certificado de antecedentes penales, pasaportes en vigor, libro de familia y certificados médicos) y que estén traducidos al castellano.

El problema es que estos documentos son "imposibles de conseguir", puesto que para obtenerlos habría que volver a Siria y Osama no puede hacerlo al estar "perseguido por el régimen".

El presidente de Cenafe, Miguel Ángel Galán, ha explicado que para entregar estos documentos en Beirut tenían diez días, los cuales ya han concluido, por lo que sólo pueden esperar a que les concedan el asilo. Por ello ha exigido al Gobierno "que les faciliten las cosas" y no se pongan tantas trabas a los refugiados, pues hasta el momento la embajada española en Ankara "les ha tratado muy mal" y la "situación está al límite".

El presidente de Cenafe criticó también que, con el tirón mediático que tuvo Osama, "todo el mundo se apuntó al carro pero las promesas para ayudar a su familia no se han cumplido". La semana que viene, el refugiado sirio viajará a Turquía para visitar a su familia y ver su situación. Moshen ha pedido ayuda, ya en nombre de todos los refugiados sirios, porque están pasando situaciones muy difíciles y lo que quieren es poder reunirse con sus familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine