19 de agosto de 2016
19.08.2016
La atención ambulatoria del cáncer

El aumento de pacientes fuerza a mejorar el hospital de día oncológico de Cabueñes

El centro invierte 93.000 euros en dar confort e incrementar la seguridad en una unidad con 10.000 tratamientos al año, un 46% más que en 2011

19.08.2016 | 05:14
El aumento de pacientes fuerza a mejorar el hospital de día oncológico de Cabueñes
Aspecto de la nueva sala donde se aplicarán los tratamientos hematológicos y los ciclos de quimioterapia en Cabueñes.

El hospital de Cabueñes ha visto aumentar muy significativamente, en poco más de cinco años, tanto las consultas de oncología como los tratamientos de quimioterapia y las terapias hematológicas. Hasta cerrar el año 2015 con 10.059 tratamientos aplicados en el hospital de día oncohematológico, y con 10.061 consultas atendidas en oncología. El incremento es del 23% en las primeras consultas del cáncer, pasando de unas 700 al año a 869 el pasado 2015; y hasta del 37% en los llamados "ciclos" de "quimio": si en 2011 se ponían 4.358, el pasado año se cerró habiendo administrado casi 6.000. En el caso de los tratamientos hematológicos -un gran peso de los cuales lo tienen las terapias para combatir linfomas y leucemias- de las 2.519 que se ponían en 2011 se ha pasado a 4.080 (un 61% más).

Los datos, aportados ayer por el gerente de Cabueñes, Miguel Rodríguez, vienen a refrendar la imperiosa necesidad que tenía el centro sanitario gijonés de mejorar la confortabilidad y la seguridad del hospital de día oncohematológico -donde se ponen dichos tratamientos contra el cáncer- y de reunir a todos los profesionales implicados en la atención a estos pacientes que batallan contra sus procesos tumorales en un entorno más favorable de trabajo. También había necesidad de prever y planificar un aumento de la asistencia en los próximos años.

Frente a todo ello, la realidad hasta esta misma semana era que las consultas de oncología en Cabueñes estaban separadas por un pasillo de la zona de tratamientos; las de hematología distaban del hospital de día mucho más; los enfermos debían esperar para ser vistos por los médicos en una incómoda zona de tránsito ganada frente a los ascensores de la planta de hospitalización, y todo eso, además, con un trasiego obligado de pacientes primero para la valoración médica, para las extracciones de sangre, para la administración de los "ciclos" de "quimio" o para la atención en farmacia. Todas rutas inadecuadas y complejas para la mayoría de los pacientes. El gerente de Cabueñes reconoció que "estábamos ofreciendo asistencia en unas condiciones que no eran las más adecuadas, con los profesionales dispersos, y todo ello fruto de las estrecheces en las que vive este hospital. Y era urgente que le pusiéramos fin", indicó.

Esa precaria situación cambiará sustancialmente a partir del lunes, cuando abra a todos los efectos el nuevo hospital de día oncohematológico. Una unidad ubicada en la planta -1 del edificio principal de hospitalización, frente al servicio de Farmacia -lo que facilita disponer de los tratamientos oncológicos-. En ese ala, que hace años ocupó la hemodiálisis hasta su traslado, se han invertido 93.000 euros para su reforma. En la unidad se van a concrentrar, ahora sí, la recepción de pacientes, los despachos de consultas -tanto de oncólogos como de hematólogos-, el área de trámites administrativos, el de extracciones, las salas de espera y la de tratamientos.

Un pasillo separará las consultas -a la derecha- de la sala de tratamientos -a la izquierda-. Ésta sala será la que ofrezca un aspecto más cambiado a los pacientes, ya que se ha podido rehacer completa para convertir las antiguas habitaciones en una sala diáfana, muy luminosa y decorada con fotografías de paisajes asturianos, para la atención conjunta a los pacientes. Sin tabiques de por medio -sólo habrá estores que separarán algunas camas-, la enfermería tendrá más fácil el control constante de los pacientes, que pueden sufrir indisposiciones durante los tratamientos, que tienen de media una duración de entre dos y cuatro horas.

El hospital de día mantiene su horario de 8.00 horas a 17.00, ininterrumpidamente, y la nueva sala irá dotada con 24 puestos: 20 sillones y 4 camas, aunque inicialmente se abrirán 22 puestos, los mismos que ya había en la unidad que se abandona. "Hemos querido prever un aumento porque vemos que esta es una atención sanitaria que está en constante crecimiento", indicó Miguel Rodríguez. Cuatro oncólogos, dos hematólogos, una enfermera de consultas y una auxiliar; además de cuatro enfermeras y una auxiliar del hospital forman la plantilla.

Hace sólo unos días que la zona de consultas ya está habilitada y en funcionamiento y ayer se ultimaban los trabajos en el área de tratamientos para acabar con los traslados de equipamiento el fin de semana y abrir las puertas el lunes en la nueva ubicación. El gerente de Cabueñes reconoció que la obra del hospital de día "no podía esperar a la gran ampliación de Cabueñes. Como poco, antes del 2020 no se podrá disponer del nuevo edificio y la mejora en los espacios del hospital oncológico no admitía más demoras, era ugente solucionar este tema". De ahí que la inversión de 93.000 euros -en partidas del 2015 y 2016- se haya tenido que adelantar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine