Las prejubilaciones, en campo yermo

Más de 230 ganaderos asturianos que vendieron la cuota lechera en 2007 llevan más de un año esperando la convocatoria de los retiros

 
Las prejubilaciones, en campo yermo
Las prejubilaciones, en campo yermo 

Los retiros anticipados en el campo asturiano, que se convocan desde el año 1996, viven un paréntesis que está afectando al menos a los 230 ganaderos de leche que abandonaron la cuota en el año 2007 y se encuentran sin ingresos. El sindicato ASAJA denunció ayer que el Principado no ha abierto las solicitudes de prejubilación en 2007 ni en lo que va de 2008. El presidente de la organización agraria, Ramón Artime, exigió ayer al Gobierno y a la Junta General del Principado que se tomen las medidas necesarias para habilitar créditos extraordinarios que permitan hacer frente a los pagos.

Oviedo,

María José IGLESIAS


La falta de presupuestos autonómicos para 2008 también está haciendo mella en el campo. Más de 230 ganaderos, todos ellos del sector lácteo, llevan más de un año esperando la convocatoria de prejubilaciones, que de momento se hace esperar.


Los ganaderos se acogieron en 2007 al abandono de la cuota lechera, con el objetivo de pedir a continuación la prejubilación. Han cumplido con la obligación de vender su cuota, pero se han quedado sin ingresos.


El presidente de ASAJA, Ramón Artime, denunció ayer que el último año en que se convocaron ceses anticipados en Asturias fue 2006. En 2007 quedaron resueltas las 258 solicitudes aprobadas. Los beneficiarios han cobrado sus indemnizaciones recientemente.


Artime asegura que cada día el sindicato recibe numerosas llamadas de ganaderos que piden información sobre la convocatoria de las prejubilaciones. Artime reclama que se negocien créditos extraordinarios: «Si falta presupuesto se debe resolver en la Junta General del Principado».


Los ceses anticipados en el campo se convocan, desde el año 1996, para ganaderos que tengan entre 55 y 65 años. En el año 2005 se aprobaron un total de 407 expedientes de ceses anticipados, de los que 139 correspondieron a ganaderos de carne y 268 de leche. La cuota láctea «liberada» en la anterior remesa de prejubilaciones sumó casi 20.000 toneladas. La superficie útil de las ganaderías ascendió a 6. 572 hectáreas que el Banco de Tierras vuelve a reasignar a otros ganaderos.


Asturias ha sido, hasta ahora, la región que ha batido récords en la demanda de prejubilaciones. El Principado ha habilitado este año una partida de 21,7 millones de euros para pagar las ayudas de cese anticipado en el campo en el año 2006. Las prejubilaciones han sido uno de los instrumentos que han permitido dar salida a ganaderos sin viabilidad. Al principio solamente fueron para el sector lácteo y después se extendieron al de carne.

Enlaces recomendados: Premios Cine