Los ecologistas exigen vedar la angula, una especie "a punto de extinguirse"

"Es contradictorio que se prohíba la pesca de la anguila y se permita la de su cría", critican Los pescadores, pendientes del fin del "veroño"

28.10.2016 | 03:36
Anguleros, el año pasado, en la playa de Santa Marina de Ribadesella.

Los conservacionistas exigen una veda total e inmediata para la angula en el Principado. La Coordinadora Ecologista de Asturias argumentan que la especie está "a punto de extinguirse" y que la norma regional está llena de "contradicciones". "Se prohibe la pesca de la anguila y sin embargo se permite la captura de su cría", critican, tras la publicación ayer en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) de la resolución de la consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que regulará la campaña de este año.

La costera comenzará a las doce de la noche del 1 de noviembre, aunque los anguleros confían en empezar a faenar a partir de la medianoche del 31 de octubre, que hay "oscurada". La temporada finalizará el 28 de febrero a las seis de la tarde. En medio, los titulares de licencias con embarcación estarán obligados a realizar una parada temporal de 30 días, que podrá dividirse en dos períodos de 15 días y que será financiada con cargo a los fondos públicos. En la ría del Nalón están autorizados 36 barcos y 48 pescadores a pie; en la ría de Tinamayor, 20 anguleros; y en la zona libre, 92 profesionales a pie.

Las cofradías confían que el "veroño" deje paso a finales de este mes a las lluvias y al frío. Las cálidas temperaturas y la sequía que están caracterizando a la estación no favorecen la entrada de alevín en los cedazos, pues el animal quiere "turbias" y riadas en el Sella. Los profesionales sostienen que la "oscurada" (la quincena que va del cuarto menguante al cuarto creciente) puede favorecer las capturas, ya que la angula huye de la claridad. El domingo, día 30, habrá Luna nueva, por lo que el inicio de la costera se da en plena "oscurada". En la primera subasta se puede convertir en rentable casi cualquier captura, después del récord del año pasado en Ribadesella, que se pagó el primer kilo a 6.125 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine