El alcalde de Navia afirma que la anulación de la permuta de terrenos en Villapedre es legal

El regidor asegura que el Ayuntamiento podría reclamar daños y perjuicios al propietario de la parcela por incumplir sus obligaciones

08.04.2008 | 00:00
El alcalde de Navia afirma que la anulación de la permuta de terrenos en Villapedre es legal
El alcalde de Navia afirma que la anulación de la permuta de terrenos en Villapedre es legal

El Ayuntamiento de Navia no tendrá que hacer frente a ninguna indemnización. Ignacio García Palacios sale así al paso de la crítica vertida por el portavoz del Grupo municipal Popular, Roberto Santiago, quien aseguró que la anulación de un contrato de permuta de terrenos en el polígono de Villapedre obligará al Ayuntamiento a pagar una suma millonaria. El regidor asegura que toma esta decisión amparado por la ley.

Villapedre(Navia), S. PÉREZ


El Ayuntamiento de Navia ha actuado conforme a la ley en la resolución del contrato de permuta de unos terrenos propiedad de un particular en el polígono industrial de Villapedre. Así lo asegura su alcalde, quien sale así al paso de la crítica lanzada por el portavoz del Grupo municipal Popular en el Consistorio naviego, Roberto Santiago, quien aseguró que la anulación de este contrato puede provocar que el Ayuntamiento deba hacer frente a una indemnización millonaria.


Según el alcalde naviego, el contrato recogía la particularidad de que se establecía una permuta de cosa presente por cosa futura. «En la cláusula sexta se especifica que este particular transmite el pleno dominio de las fincas. Y esa circunstancia nunca se cumplió», señala García Palacios. El regidor naviego indica, además, que, desde la fecha de la firma, el particular no cumplió en ningún momento con sus obligaciones ni requirió al Ayuntamiento para el cumplimiento de la suya. «Por el contrario, y según aparece en el Registro de la Propiedad, este particular enajenó los terrenos permutados antes del plazo de dos años que se tenía para cumplir con su obligación, lo que constituye un hecho objetivo del incumplimiento, no producido por causa imputable al Ayuntamiento y prueba evidente de la ausencia total de voluntad para cumplirlo». El Alcalde avisa de que el Consistorio se reserva la posibilidad de exigir una compensación económica. «Nos reservamos la capacidad de exigir al particular daños y perjuicios».

Enlaces recomendados: Premios Cine