10 de mayo de 2012
10.05.2012

Vaqueira y político se casan en Aristébano

Balbino Suárez, concejal de Valdés, y María Esperanza Garrido contraerán matrimonio en verano en la braña, en el Festival de la Vaqueirada

10.03.2012 | 05:52
Los novios del año pasado, en procesión, en Aristébano.

Luarca (Valdés),


A. M. SERRANO


Esperanza Garrido Cano tenía pocas esperanzas de casarse por el rito vaqueiro. Ella, de origen vaqueiro por parte de madre y padre, pensó en esta posibilidad en 2009. Entonces, su pareja y actual concejal de Obras y Servicios en Valdés, Balbino Suárez, se lo planteó por primera vez. «Te voy a dar», le dijo en broma.


Fue su primera reacción, pero sólo de pensar en la que podría ser, empezó a hacerse ilusiones. La pareja se puso con los trámites y envió la solicitud. Para Esperanza Garrido la confirmación de ser los elegidos tardaba en llegar. Vio pasar dos años sin noticias y llegó a creer que no llegaría su boda en Aristébano, en la montaña y según el ritual que seguían sus antepasados. Balbino Suárez la consolaba y le recordaba su nombre por aquello de que «la esperanza nunca se pierde».


El Consejo Rector del Festival Vaqueiro y de la Vaqueirada eligió esta semana a esta pareja para casarse el próximo verano en Aristébano. Había seis solicitudes. Esperanza y Balbino no han recibido la comunicación oficial, pero por ser el concejal de Obras el afectado, la noticia ha corrido pronto por Valdés.


Esperanza Garrido, de Silvamayor (Valdés), ya sabe lo que es el rito vaqueiro. Por dos motivos: el primero, porque su familia tiene raíces vaqueiras y desde muy niños les enseñan las tradiciones; y el segundo, porque el año pasado acompañó a Balbino Suárez, ya entonces miembro de la Corporación municipal y concejal, en el resto de la comitiva y a caballo. «El paseo a caballo nos encantó», destaca Balbino Suárez.


Dentro de cinco meses volverán a hacer el mismo recorrido, pero entonces ellos serán ellos los protagonistas. Estarán en el punto de mira de turistas y medios de comunicación. Esperanza Garrido asegura no sentirse preparada para ello: «Vale más no pensarlo».


La pareja ha empezado con los preparativos. Toca pensar en las invitaciones y en la organización del que será uno de los días más felices de su 2012. Esperanza y Balbino se conocieron en 2007 y no contrajeron matrimonio religioso. Para ambos, el casamiento por el rito vaqueiro tiene un significado particular. «Era una de mis ilusiones por eso esperamos tanto», dice la mujer.


El festival cumple 54 ediciones. Tiene lugar en la braña de Aristébano, entre los concejos de Tineo y Valdés. El ex alcalde del concejo, Ramón Muñoz, y el radiofonista Modesto González fueron sus promotores. La cita se celebra el último domingo de julio y tiene por objetivo no olvidar las tradiciones de un pueblo, el vaqueiro, discriminado durante décadas. Balbino Suárez y María Esperanza Garrido son parte ya de esta fiesta por mantener las tradiciones de antaño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine